Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Asamblea general de la ONU, Antonio Guterres
Asamblea general de la ONU, Antonio Guterres.
AFP

La Franja de Gaza está afrontando "una catástrofe humanitaria descomunal" que debe ser contemplada por la comunidad internacional en medio del conflicto entre Israel y el grupo islamista palestino Hamás, denunció este miércoles el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

"La población de Gaza vive en medio de una catástrofe descomunal, ante los ojos del mundo. No debemos mirar hacia otro lado", insistió Guterres en una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, en Nueva York.

"Se están llevando a cabo intensas negociaciones para prolongar la tregua (entre los bandos), lo que acogemos con gran satisfacción, pero creemos que necesitamos un verdadero alto el fuego humanitario", sostuvo ante el Consejo, recordando que el 80% de la población del enclave palestino ha sido desplazada desde el inicio de la guerra.

De interés: Hamás propone a Israel prolongar la tregua cuatro días más

Según Guterres, "el sistema alimentario se ha derrumbado y el hambre se está extendiendo, especialmente en el norte" de la Franja.

También puso de relieve la "espantosa" situación sanitaria en los centros de acogida, que representan "una grave amenaza para la salud pública".

"El volumen de ayuda que llega a los palestinos en Gaza es todavía completamente insuficiente para satisfacer las necesidades de más de dos millones de personas", en particular de combustible, insistió el secretario general, al tiempo que reclamó una vez más la apertura de otros puntos de paso hacia la Franja de Gaza, además del habilitado en Rafah.

"Debemos asegurarnos de que los pueblos de la región tengan finalmente un horizonte de esperanza, avanzando de manera decisiva e irreversible hacia una solución de dos Estados, basada en las resoluciones de las Naciones Unidas y el derecho internacional, con Israel y Palestina viviendo uno al lado del otro en paz y seguridad", subrayó.

Por su parte, el ministro chino de Asuntos Exteriores, Wang Yi, que presidió la reunión del Consejo de Seguridad, sostuvo que una reanudación de los combates entre Israel y Hamás corre el riesgo de provocar "un desastre que podría afectar a toda la región".

Le puede interesar: Capturan en Miami a luchador de artes marciales por abuso de menores en Medellín

Wang Yi sostuvo que si bien China siempre ha apoyado una solución de dos Estados -uno palestino y otro hebreo-, esperaba que la tregua en curso pudiera conducir a "un alto el fuego integral y duradero".

Ya el ministro palestino de Exteriores, Riyad al-Maliki, afirmó que su pueblo "se enfrenta a una amenaza existencial" en medio del conflicto. 

"No se equivoquen. Con todo lo que se habla de la destrucción de Israel, es Palestina la que es objetivo de un plan para su destrucción", añadió.

Sin embargo, el diplomático sentenció: "Israel debería estar convencido de que ninguna fuerza en la Tierra puede desarraigar a los palestinos de Palestina".

Para Israel es todo lo contrario. El embajador israelí ante la ONU, Gilad Erdan, dijo que "cualquiera que apoye un alto el fuego está, de hecho, apoyando la continuación del reinado de terror de Hamás en Gaza".

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.