El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, denunció este miércoles la desaparición de tres periodistas en Colombia, señalando que si se trata de un "secuestro" de la guerrilla del ELN atentaría contra el proceso de paz.

"Consideramos que esas desapariciones de los periodistas no son aceptables", dijo Almagro a periodistas en la sede de la OEA, en Washington.

De su lado, la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), expresó su preocupación y llamó a las autoridades colombianas a "actuar de manera pronta y oportuna" para encontrarlos y "adoptar medidas de protección".

La Relatoría reconoció que el Estado colombiano tomó "medidas urgentes" para establecer el paradero de los periodistas.

Salud Hernández, colaboradora del periódico español El Mundo y columnista del diario El Tiempo, fue vista por última vez el sábado mientras trabajaba en la convulsa región del Catatumbo, en el noreste de Colombia y de fuerte influencia guerrillera.

En esa misma zona también se reportó el lunes la desaparición de al menos dos empleados de la cadena RCN, el periodista Diego D' Pablos y el camarógrafo Carlos Melo, mientras informaban sobre lo ocurrido a la periodista.

Las autoridades manejan la situación como una desaparición pero medios y organizaciones civiles colombianas apuntan a un secuestro en manos de guerrilleros del ELN.

"Definitivamente si corresponde a secuestros del ELN son menos aceptables todavía", dijo Almagro.

Para Almagro, la continuación de los secuestros pone en peligro el proceso de paz y constituye una violación de los derechos humanos.

"La buena fe es absolutamente indispensable y no hacer actos que atenten contra la negociación o contra el proceso de paz también es fundamental", afirmó.

"La retención de cualquier persona contra su voluntad y en estas condiciones definitivamente hace una violación de derechos humanos", añadió el jefe de la OEA.

Por: AFP