Cargando contenido

Danielle, de 15 años, nació con discapacidad de desarrollo y su pierna derecha le resultaba casi inútil para andar, informa el diario 'Daily Mail'.

La joven tenía que desplazarse en silla de ruedas, hasta que en el año 2010 le amputaron la pierna enferma para que pudiera caminar por su propia cuenta con la ayuda de una prótesis. Danielle inmediatamente se enamoró del deporte, especialmente del atletismo.

Ahora quiere lograr su mayor anhelo y no le importa el precio que debería pagar por él. Quiere que los cirujanos le corten la extremidad izquierda para poder correr más rápido y jugar los Juegos Paralímpicos.

"Siempre hemos pensado que la pierna buena estaba bien, pero los últimos dos años empezó a causar problemas en los tendones", indicó Darren Quigley, el padrastro de Danielle.

Bradshaw usa una prótesis igual a la del sudafricano Oscar Pistorius, atleta que se convirtió en una referencia para la adolescente.

Los dolores que sufre en su "pierna buena" le dificultan la posibilidad de mejorar sus tiempos en las carreras.

"Para llegar a ser una atleta de los Paralímpicos necesito este procedimiento (la nueva amputación) y así mejorar mis tiempos", agregó la atleta que cuenta con el apoyo de su familia ante cualquier decisión.