Motivada por una serie de alucinaciones producto del consumo de metanfetaminas.

Mujer triste
Una joven estadounidense de 20 años de edad se sacó los ojos bajo los efectos de la droga.
Foto: Inimage

Kaylee Muthart, una joven estadounidense de 20 años de edad, se arrancó los ojos en frente de una Iglesia mientras se encontraba bajo los efectos de la droga. 

De acuerdo al reporte de medios internacionales, la joven empezó a tener alucinaciones y a escuchar voces que le pedían que se sacara los ojos a modo de "sacrificio" para poder ir al cielo. El trágico hecho ocurrió en frente de una Iglesia, ubicada en Carolina del Sur, Estados Unidos.

Según el ‘Daily Mail’, Kaylee Muthart sentía que el mundo estaba de cabeza y que debía hacer algo al respecto, enseguida los feligreses escucharon unos gritos, salieron del recinto para ver lo que ocurría y se encontraron con un trágico panorama, la joven tenía uno de sus globos oculares en la mano. 

Algunas personas intentaron acercarse para brindarle auxilio, sin embargo, Kaylee reaccionó de forma agresiva resistiéndose a la atención que le estaban ofreciendo. Lastimosamente para cuando llegó la ambulancia ya se había sacado el otro ojo. 

Para evitar infecciones en las cuencas orbitales, el equipo médico procedió inmediatamente a limpiarlas. Posteriormente la chica fue trasladada al hospital Greenville Memorial, sin embargo, los médicos no pudieron hacer nada para salvar sus ojos.

Después de hacer un análisis médico para determinar qué clase de sustancia había consumido la joven, el resultado arrojado fue una mezcla de metanfetaminas con otra sustancia química hasta el momento desconocida. Este cóctel habría  sido el culpable de las visiones que la hicieron arrancarse los ojos. 

Para medios locales, la madre de Kaylee confesó que se alegraba de que estuviera viva, pero ya sabía desde antes que algo estaba mal con ella, pues ya había descubierto que su hija era una consumidora habitual de drogas. Al parecer se habría hecho adicta desde que empezó a mezclar marihuana con otras sustancias alucinógenas.

Por medio de una campaña y a través del sitio GoFundMe, la madre de la joven busca recaudar fondos para comprarle una prótesis a su hija. A su vez, crea conciencia respecto del consumo de drogas y los trágicas consecuencias que ésta arrastra consigo. 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido