Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

agenciaefe
Operativo antidrogas en favela de Río de Janeiro
Operativo antidrogas en favela de Río de Janeiro
AFP

El magistrado Edson Fachin, uno de los miembros de la Corte Suprema de Brasil, calificó como "graves" las denuncias de abusos en la operación policial que dejó 28 muertos en una favela de Río de Janeiro y dijo haber visto indicios de "ejecuciones arbitrarias" en vídeos que analizó.

El magistrado expresó sus temores en una petición que envió al Ministerio Público para que verifique las denuncias y en respuesta a un recurso que recibió de la Asesoría Jurídica Popular de la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ) para que abra una investigación por los supuestos abusos policiales en la operación del jueves en la favela de Jacarezinho.

En contexto: Aumentó a 28 el número de muertos en cuestionada operación policial en Río

Entre el material enviado al magistrado para sustentar la denuncia figura un vídeo en que un policía aparece invadiendo una residencia y tiroteando a un hombre ya rendido y tendido en el piso, así como declaraciones de testigos relatando diversos abusos en la operación.

Los hechos "parecen graves" y "hay indicios de actos que, en tesis, podrían configurar ejecución arbitraria", afirmó Fachin en la petición enviada al Ministerio Publico.

Los abogados de la Asesoría Jurídica Popular de la UFRJ enviaron su recurso a Fachin debido a que el magistrado fue el instructor de una sentencia de junio del año pasado en que el Supremo Tribunal Federal restringió las operaciones policiales en las favelas de Río de Janeiro mientras permanezca la emergencia sanitaria provocada por la pandemia de la covid.

Según los denunciantes, la Policía Civil, responsable por la operación que provocó el jueves la mayor matanza en la historia de Río de Janeiro, violó esta disposición ya que no había "situaciones excepcionales" que justificaran la incursión en la favela.

Fachin le pidió al Ministerio Público que "lo mantenga informado sobre las medidas adoptadas y, eventualmente, sobre la posible responsabilidad (penal) de los involucrados en los hechos constantes en el vídeo".

En otras noticias internacionales: Varios países rechazan PCR gratis para el certificado verde digital

La operación, que contó con la participación de unos 200 agentes y tuvo una duración de nueve horas, fue calificado de "exitosa" por la Policía Civil, que negó las acusaciones de abusos y afirmó que la acción -que se proponía desmontar una banda de narcotraficantes que reclutaba menores de edad para acciones criminales- fue planificada, autorizada y supervisada por el Ministerio Público.

Los datos oficiales señalan que un policía perdió la vida minutos después de recibir un impacto en la cabeza al comienzo de la operación y que 24 sospechosos fallecieron durante los intensos tiroteos que se siguieron al operativo en la favela de Jacarezinho.

De acuerdo con relatos de los vecinos y vídeos publicados en las redes sociales, durante la operación los agentes invadieron residencias sin autorización judicial, tirotearon a personas que se habían rendido y confiscaron los celulares de los testigos.

Las organizaciones de defensa de los derechos humanos, entre las cuales Human Rights Watch (HRW) y Amnistía Internacional, exigieron una investigación exhaustiva e independiente sobre los posibles abusos policiales.

La Oficina de las Naciones Unidas (ONU) para los Derechos Humanos manifestó su preocupación por el operativo y denunció posibles intentos de las fuerzas de seguridad para evitar que se pueda llevar una investigación independiente de lo ocurrido.

Por ello, el organismo instó al procurador general de Brasil a iniciar una investigación profunda e imparcial de los hechos "de acuerdo con los estándares internacionales".

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.