Cargando contenido

Michael Cohen buscaría reducir su condena de 36 a 12 meses de prisión, argumentando riesgo de contagio.

Michael Cohen
AFP

Un juez de Nueva York denegó este martes una petición de Michael Cohen, el exabogado personal del presidente Donald Trump condenado a 3 años de prisión por delitos financieros, para pasar confinado en casa el resto de su encarcelamiento debido a la propagación del coronavirus en Estados Unidos.

"Pasados 10 meses desde que comenzó su condena de prisión, es hora de que Cohen acepte las consecuencias de sus sentencias criminales por graves delitos que provocaron mucho daño institucional", escribió hoy el magistrado William H. Pauley III en un documento y en el que rechaza la reducción o modificación de esa condena.

Lea aquí: Más de 2.600 millones de personas han sido llamadas a confinarse por el Covid-19

Cohen ingresó en la cárcel federal de Otisville, Nueva York, en mayo de 2019 tras declararse culpable de ocho delitos, entre ellos evasión de impuestos y declaraciones falsas a un banco, y admitió haber organizado, por encargo del ahora presidente de Estados Unidos, pagos para silenciar durante la campaña presidencial de 2016 a dos mujeres que supuestamente habían mantenido relaciones extramatrimoniales con Trump.

La semana pasada sus abogados pidieron al juez que permitiera a su cliente trasladarse a su casa, argumentando que las autoridades penitenciarias "son demostradamente incapaces de proteger y tratar a los reclusos del Departamento de Prisiones que están obligados a vivir en espacios cerrados y tienen un riesgo superior de coger el virus".

Según el escrito del juez, Cohen "buscaba reducir su condena a doce meses y un día de prisión o, alternativamente, modificar su sentencia para que el remanente de su condena de 36 meses se cumpliera en confinamiento en casa".

El magistrado apuntó que después de ser condenado, Cohen ofreció colaborar con la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York a cambio de una reducción de condena" pero después "hizo declaraciones falsas" y alegó que el Departamento de Justicia "actuó de mala fe".

"Esos ataques ad hominem carecen de sustancia y no otorgan el derecho a remedio o a una audiencia ante este tribunal", agregó

Le puede interesar: Nueva York compara el coronavirus con la llegada de un tren bala, van más de 25.000 casos

No obstante, Pauley coincide con la Fiscalía en que el exletrado es "manifiestamente inadmisible para una puesta en libertad por compasión" y considera que su intento de reducir la condena o pasar el tiempo restante confinado en casa por el coronavirus es un "esfuerzo para introducirse en el ciclo de las noticias".

Estados Unidos reporta más de 50.000 casos de coronavirus y 674 muertes, según datos de la universidad Johns Hopkins.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido