Cargando contenido

Para el expresidente del Parlamento venezolano todas las opciones contra Maduro deben estar sobre la mesa.

Julio Borges, expresidente del parlamento venezolano
Julio Borges, expresidente del parlamento venezolano
AFP

Julio Borges, expresidente del Parlamento venezolano, le agradeció al presidente Iván Duque el anuncio que hizo en el sentido de que no lo va a extraditar a Venezuela, donde es requerido por supuestamente atentar contra Nicolás Maduro, presidente de ese país.

"Nosotros no vamos a extraditar a Julio Borges. Nosotros no vamos a extraditar a un perseguido político para que una dictadura abuse de sus derechos humanos", dijo Duque en declaraciones en la sede de Naciones Unidas en Nueva York. Según el presidente colombiano, "sería absurdo" pensar en atender la solicitud de Venezuela para la entrega de una "persona que está luchando por las libertades de su pueblo".

Al respecto, Julio Borges sostuvo que no ha tenido la oportunidad de conocer al presidente Iván Duque, pero agradeció su gesto. También, dijo, el régimen de Nicolás Maduro lo acusó de planear un atentado desde un avión cuando, aseguró, él no sabe ni manejar bicicleta. "Me dijeron que manejando unos aviones iba a bombardear Caracas. No sé manejar ni una bicicleta".

"Venezuela es un estado fallido, se ha convertido en una amenaza para todos los países. La situación se está agravando a tal nivel que no debemos cerrar ninguna opción, debemos tener todas las opciones sobre la mesa", aseguró Borges. "Todas las dictaduras al final se convierten en un núcleo muy pequeño de personas. Toca seguir concentrando la presión y que termine de fracturarlos", enfatizó. "Si hacemos las cosas con inteligencia es el comienzo del fin".

Borges dijo que Maduro "está acorralado", confía poco en las Fuerzas Militares y por eso pretende fortalecer grupos armados irregulares. Pasó, dijo Borges, de ufanarse de su pie de fuerza castrense a desconfiar de ellos. 

En diálogo con RCN Radio, Borges dijo que la oposición ha logrado realizar "marchas multitudinarias" contra Maduro pero que la respuesta del gobierno "fue asesinar a decenas de jóvenes".

Por esta razón y todo lo que ocurre en ese país, cree que hay que "seguir presionando. Esto ya no es un problema de Venezuela sino de toda la región (...) no solo pone en peligro la paz de Colombia sino de toda la región".

Sin embargo, asegura que el peor de los escenarios es que no pase nada "y la paz en Venezuela se siga destruyendo (...) con humildad puedo decir que, claramente, no podemos solos. La comunidad internacional debe entender que el pueblo venezolano solo no puede".

Sobre la posibilidad de plantear un intervención por medio de las armas para sacar a Maduro del poder, dijo que no está "llamando a una intervención militar, pero pienso que debemos estar abiertos a cualquier opción, Esto ya no es una dictadura, es una estado fallido".

Además, dijo que a él lo acusan de ser un enemigo de la patria "por viajar por el mundo denunciando abusos contra los derechos humanos, algo que me parece absurdo (...) el régimen de Maduro quiere el poder a cualquier precio (...) el drama de la gente muriendo de hambre en Venezuela debe acabar".

Y cree insólita la forma en que se están manejando las filas del ejército venezolano: "Debo decir con vergüenza que la manera en como está nuestra fuerza armada hace imposible que los soldados coman, es ridículo que el gobierno quiera dárselas ahora de potencia militar, el último año ha habido una deserción de 6000 oficiales".

Y concluyó que es "ridícula" la posición del gobierno venezolano y "poco patriota (...) no hay que caer en la provocación. Si -los soldados- pudieran expresarse libremente querrían inmediatamente democracia en el país (...) no perdamos la perspectiva, en Venezuela hay una dictadura".

Audio

¿Intervención militar contra Maduro? Borges dice que "no podemos solos"

0:27 5:25
Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido