Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

AT&T y Time Warner
AT&T y Time Warner
AFP

Un juez federal de Estados Unidos autorizó sin condiciones este martes la fusión entre las gigantes AT&T y Time Warner que creará un coloso para competir en el mercado de medios e internet.

El juez Richard Leon dijo que el gobierno de Estados Unidos no dio pruebas suficientes que indiquen que la alianza entre el mayor proveedor de televisión de pago en Estados Unidos y el gigante del espectáculo Time Warner perjudique la competencia en el mercado.

Leon advirtió al gobierno que demorar el acuerdo mediante una apelación podría causar un daño irreparable a ambas compañías. 

Por su parte, el Departamento de Justicia de EE.UU. dijo en un comunicado que se siente "decepcionado" con el fallo y reiteró su oposición a la fusión.

En este sentido, subrayó que va a analizar la decisión de la corte y estudiará "próximos pasos" para "preservar la competición por el beneficio de los consumidores".

AT&T, que anunció la operación en octubre de 2016, ha defendido que el sector ha cambiado en los últimos años, con la irrupción de las plataformas digitales como Netflix, Youtube, Google o Hulu, algo que el Ejecutivo del presidente Donald Trump no parece tener en cuenta en sus argumentos en contra de la fusión, según la compañía.

De acuerdo al Gobierno, la fusión puede generar un aumento del precio de los servicios que prestan y potencialmente bloquear a los creadores de contenidos para que los distribuyan sin pagar costos adicionales.

Entre los productos que podrían quedar englobados en el acuerdo se encuentran las cadenas CNN y TNT, canales de entretenimiento como HBO y los estudios Warner Bros, así como los derechos de retransmisión de las ligas nacionales de baloncesto y béisbol.

Trump llegó a tomar partido personalmente en este asunto y ha afirmado que siempre había pensado que esa operación "no es buena para el país".

La sentencia supone un duro golpe para el Departamento de Justicia y el propio Trump, y puede abrir la puerta a nuevas fusiones en el sector para conformar compañías de gran tamaño que abarquen distintos ámbitos del mundo de las telecomunicaciones y la producción de contenidos.

En las últimas semanas, el diario The Washington Post informó que Michael Cohen, el abogado personal del presidente, recibió el año pasado 600.000 dólares por parte de AT&T a cambio de asesoramiento sobre la fusión. 

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.