La Casa Blanca señaló este lunes que sería "prematuro" iniciar ahora un debate sobre control de armas, a pocas horas de una matanza de 58 personas en Las Vegas, y que la prioridad debe ser la unión del país.

"Hay un momento y un lugar para el debate político, pero ahora es el momento de unirnos como país", dijo la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee, quien recordó que hay una investigación en marcha y "sería prematuro discutir política cuando no conocemos todos los hechos".