Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Maité Barroso y Cern
AFP

Según la Unesco, se calcula que solo el 28% de los investigadores existentes en el mundo son mujeres. En algunas partes del mundo, como en América Latina y en Europa, los niveles son un poco más altos con un 45%y un 40% respectivamente.

La Organización Europea de Investigación Nuclear (Cern) es uno de los centros más grandes a nivel mundial para la investigación científica. Para celebrar el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia hablamos con Maité Barroso, subdirectora del departamento de tecnologías de la información, una de las cabezas más importantes en la organización. 

Lea también: ¿Qué debe esperar el país de la Misión de Sabios designada por el gobierno Duque?

¿Cómo empezó su gusto por la ciencia? 

Para mí fue una elección bastante fácil. De pequeña me gustaban las letras y la ciencia. Era una niña a la que le gustaba bastante el colegio.  

Así llegué a este campo, de manera indirecta. Mis padres siempre me apoyaron, nunca me dijeron que era de niñas o de niños, entonces tuve libertad para escoger lo que quisiera. Cuando llegó el momento de ir a la universidad escogí ser ingeniera de telecomunicaciones.  

¿Cómo fue su llegada al Cern, uno de los centros científicos más importantes a nivel global? 

Llegué al Cern de casualidad. Sé que he tenido un poco de suerte en mi carrera profesional.  

Empecé trabajando en Madrid y luego tuve la oportunidad de mudarme al extranjero; cuando era joven una cultura diferente me atraía bastante. Entonces, primero estuve en Suecia, y después en Ginebra me enteré de una serie de proyectos de investigación relacionados con la informática en el Cern.  

Era toda la parte de cambiar el modelo de computación para los datos que iba a producir el nuevo acelerador, uno de los más grandes del mundo. Por eso decidí aplicar y aquí estoy. 

Audio

Escuche el informe.

0:27 5:25

¿Cómo es el proceso de la información que reciben en el centro?  

Somos un departamento de 300 personas que es multicultural. En la parte científica estamos hablando de ordenar la información del instrumento científico que produce más datos hoy en día (LHC). Tenemos que almacenarla y distribuirla en más de 70 centros científicos a nivel global. Estos datos, por ejemplo, fueron los datos utilizados para encontrar la partícula de Higgs y toda la investigación fundamental en física.  

Entonces lo que pasa es que tenemos el LHC, que tiene cuatro detectores ubicados bajo tierra. Cada uno de ellos son como máquinas de fotos digitales gigantes, que toman fotos de las colisiones de partículas a cada instante.  

Hay un billón de colisiones por segundo, es decir que se produce un petabyte de datos por segundo. Esa cantidad de datos es imposible de almacenar, por lo que se hace un filtrado; se seleccionan las fotos más interesantes y se mandan al centro de cálculo por redes de altas velocidad; las reconstruimos; las almacenamos; y luego se distribuyen los datos por otros 70 centros que están por todo el mundo; finalmente los físicos cogen esos datos y los estudian.   

Muchas veces se piensa que estos descubrimientos científicos se quedan en el mundo académico ¿Cuáles pueden ser algunos ejemplos de su impacto en el día a día de las personas?   

Creo que la manera en que la humanidad ha avanzado un poco es gracias a esta investigación fundamental. Si pensamos en la electricidad, hoy tenemos bombillas en casa no porque las velas evolucionaron sino porque alguien tuvo una idea, hizo el invento que luego se aplico.  

Lo que hacemos aquí es algo parecido. Intentamos entender de qué está compuesta la materia, cómo se originó el universo, cuáles son las partículas fundamentales, cuánto pesan.  

En el campo de la informática tenemos el ejemplo de la World Wide Web, que empezó aquí como una manera de comunicación entre los científicos y los laboratorios. Después, algo que no era el objetivo fundamental del laboratorio, se desarrolló y encontró un uso como el que tenemos hoy en día.  

También, gracias a los descubrimientos que se han hecho acá se reutiliza la tecnología para aplicaciones médicas, como la cura de los tumores.  

Conozca más sobre: Empresas generadoras confirman 36 proyectos para subasta de energía

¿En el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia cuál sería su mensaje para esas pequeñas científicas que sueñan con llegar un día a trabajar en un lugar como el Cern? 

Todo es posible. Yo era una niña muy normal y creo que hoy en día sigo siendo una mujer muy normal. Siempre tuve la visión que la gente que trabaja aquí eran genios y que nunca llegaría aquí, porque ni siquiera estaba en mis objetivos.  

Creo que somos pocas mujeres en ciencias porque somos pocas las que elegimos este camino. Creo que es un trabajo que tenemos que hacer con nuestro hijos y en los colegios para presentar la ciencia de una manera más atractiva porque laboralmente es apasionante. 

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.