Cargando contenido

Donald Trump. Foto: AFP



El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, mostró su simpatía por la reina de la televisión Oprah Winfrey, pero dijo dudar de que sea su oponente en la carrera por la Casa Blanca en 2020.

"Me gusta Oprah (...) La conozco muy bien", dijo el mandatario, interrogado sobre las eventuales ambiciones políticas de la multimillonaria actriz, productora y presentadora televisiva.

"No creo que sea candidata", agregó con una sonrisa.

Trump menciona regularmente los "siete años" que le restan en el poder, y su equipo no oculta su deseo de presentarse a la reelección en 2020.

El apasionado discurso de Winfrey el domingo en la gala de los Globos de Oro al recibir un premio honorífico reavivó rumores sobre una eventual candidatura presidencial de la presentadora negra que hizo historia al convertir su nombre en una marca y liderar un imperio mediático.

Frente a un público entusiasta, Winfrey habló sobre género, pobreza y raza, vinculando a dos heroínas de la lucha por los derechos civiles en Estados Unidos, Rosa Parks y Recy Taylor, y anunciando la llegada de un "nuevo amanecer" para las mujeres y las niñas abusadas por los hombres.

Muchos vieron en esta declaración de nueve minutos un punto de inflexión en la vida pública de Winfrey, y las entusiastas reacciones en Hollywood, grupos progresistas estadounidenses y fanáticos de la estrella no se hicieron esperar.

Pero hay pocos indicios de que esta exitosa mujer de 63 años quiera ser presidente.

"No creo que ahora realmente lo esté considerando", dijo Gayle King, la mejor amiga de Winfrey, quien también es una personalidad televisiva.

"También sé que, después de años de ver el programa de Oprah, siempre tienes derecho a cambiar de opinión".