Foto: AFP



El avión en el que viaja la hermana del líder norcoreano Kim Jong Un aterrizó en Corea del Sur, lo que marca un hecho histórico en la relación entre ambos países, a pocas horas de la apertura de los Juegos Pyeongchang-2018.

El Iiyushin-62 marcado con la insignia "República Popular Democrática de Corea", nombre oficial del régimen de Pyongyang, aterrizó en el aeropuerto de Incheon, cerca de Seúl, mostraron las imágenes de la televisión de Corea del Sur.

La nave transportaba a Kim Yo Jong, primera persona de la dinastía Kim en visitar Corea del Sur desde el cese el fuego de 1953 y a Kim Yong Nam, que tiene el cargo de jefe de Estado en Corea del Norte y que dirige la delegación deportiva.

El último miembro de la familia Kim en viajar a la parte sur de la península fue el abuelo de Yo Jong, Kim Il Sung, fundador del régimen de Pyongyang, durante la incursión bélica de 1950, durante la cual cayó la capital.

Por eso la visita es un hito diplomático entre ambos países, que técnicamente siguen en guerra, pese al cese el fuego vigente.

Ahora, Corea del Norte está sometida a múltiples sanciones de la ONU debido a sus programas nuclear y balístico. En 2017, lanzó múltiples misiles y probó lo que presentó como una bomba de hidrógeno.

En cambio el sur ha surgido para convertirse en la 11º economía del mundo.

Los 'Juegos de la Paz'


Kim Yong Nam y Kim Yo Jong, ambos vestidos con abrigos oscuros con cuellos de piel fueron recibidos por el ministro de la Unificación, acompañado de otros funcionarios.

El viaje forma parte de un acercamiento entre ambos países, muy influido por la competición deportiva. Los llamados "Juegos de la Paz" levantarán el telón este viernes con la ceremonia inaugural, a partir de las 8:00 p.m., hora local.

El presidente surcoreano Moon Jae-in fue quien acuñó el término "Juegos de la Paz" y espera servirse del impulso olímpico para animar al Norte a dialogar sobre el desarme nuclear y la paz.

Muchos analistas han indicado que Yo Jong podría llevar un mensaje personal de su hermano a Moon.

En la inauguración, los 22 miembros de la delegación norcoreana desfilarán junto a sus vecinos surcoreanos, que cuentan con 121 deportistas en el evento, todos detrás de una bandera con el mapa de la península sobre un fondo blanco.

Otro guiño de la distensión coreana en estos Juegos es que un equipo unificado de hockey sobre hielo femenino disputará la competición con jugadoras de ambos países.

Por: AFP