Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

La justicia británica interroga al presunto asesino de la diputada laborista Jo Cox

Homenaje a la diputada Jo Cox, asesinada en Reino Unido / Foto AF



El presunto asesino de la diputada laborista Jo Cox debía comparecer este sábado ante un juez mientras la campaña por el referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea sigue suspendida a causa de este asesinato que conmocionó al país.

Thoma Mair, de 52 años, el único sospechoso de la muerte de Cox, fue imputado por el homicidio voluntario de Cox, de 41 años, asesinada el jueves en su circunscripción electoral de Birstall, en el norte de Inglaterra.

Mair será brevemente interrogado por primera vez este sábado en el tribunal de Westminster, donde se juzgan la mayoría de los casos vinculados al terrorismo.

Como establece la ley, desde el momento de la imputación, la prensa ya no podrá publicar información y testimonios conocidos desde la muerte de Cox, en particular sobre las posibles motivaciones del sospechoso.

El Reino Unido seguía conmocionado por la muerte de Cox, madre de dos hijos, disparada y apuñalada en la calle cuando salía de la biblioteca de la ciudad.

Desde el Air Force One, el avión presidencial, el presidente estadounidense Barack Obama condenó el viernes el "atroz" asesinato y presentó su pésame al marido de la diputada asesinada. "El presidente Obama ofreció sus sinceras condolencias, en nombre del pueblo estadounidense, a Jo Cox y a sus dos hijos, así como a sus amigos, colegas y votantes", indicó un comunicado.

En decenas de ciudades británicas se organizaron ceremonias de duelo y homenaje.

En Birstall, que recibió la visita del primer ministro David Cameron, los habitantes se reunieron en el centro de la ciudad para recordar a la diputada.

En Londres, centenas de personas depositaron flores el viernes por la tarde en la puerta del parlamento y observaron un minuto de silencio.

"Atravesamos un período inquietante en el Reino Unido, como si se hubiera liberado el odio", declaró a la AFP Alice Poole.

Cox "combatió siempre esas fuerzas oscuras", agregó esa mujer de 40 años, que al igual que muchos de los presentes elogiaba su compromiso con los refugiados y su intensa campaña para que el Reino Unido permanezca en la UE.

"¿En qué nos hemos convertido por ese referéndum? Hay que tomar distancia y preguntarse si queremos votar en ese clima de cólera y de odio", decía por su parte Sunny Sharma, de 31 años, que considera que hay que aplazar la consulta, prevista el próximo jueves.

Los dos meses de campaña estuvieron llenos de agresividad.

El jueves, Nigel Farage, el líder del partido de extrema derecha UKIP, dio a conocer un cartel electoral con una foto de una columna de refugiados con el eslógan "Breaking Point" ("Punto de Ruptura").

El cartel fue considerado nauseabundo incluso por los partidarios del Brexit (salida del Reino Unio de la UE).

Todos tendrán que cambiar de tono, estimaron los analistas interrogados por la AFP. Pero ninguno se aventuró a predecir las consecuencias de ese drama en el resultado del voto.

Las últimas encuestas publicadas antes del voto daban una ventaja al Brexit.

El sábado, los dos campos ratificaron que sus respectivas campañas seguían suspendidas.

El exalcalde de Londres, Boris Johnson, líder de los conservadores favorables al Brexit suspendió el acto previsto en Birmingham. Por su parte, el movimiento "Britain Stronger In" (Más fuertes dentro de la UE") anuló decenas de actos y reuniones en todo el país.

Sin embargo, varias figuras políticas, entre ellas el líder laborista Jeremy Corbyn, el ministro de Finanzas George Osborne y Nigel Farage, mantuvieron su presencia en los programas políticos del domingo.

David Cameron por su parte será entrevistado por la BBC durante la noche del domingo.

La campaña se reactivará el martes, dos días antes del referéndum, con un debate organizado en la Wembley Arena ante 6.000 personas.

El lunes, el parlamento, convocado en forma extraordinaria, rendirá un homenaje a Jo Cox, que había sido electa a la cámara de los comunes en 2015 y era, según Cameron, "uno de sus miembros más brillantes y apasionados".

El sábado, el diario The Times, de centroderecha, se pronunció a favor de mantener al Reino Unido en la UE, como ya lo había hecho antes el diario económico Financial Times y la revista The Economist.

Por AFP