Cargando contenido

Presidente de Cataluña, Carles Puigdemont / Foto AFP


El juez español Pablo Llarena rechazó cursar una orden europea de detención del expresidente de Cataluña Carles Puigdemont en Dinamarca, como le había solicitado la Fiscalía por los supuestos delitos de delitos de rebelión y/o sedición en relación con el proceso independentista en esa región española.


En un auto publicado hoy, el magistrado del Tribunal Supremo encuentra razonable la petición de la Fiscalía, pero añade que hay matices que conducen a que una orden de ese tipo deba ser pospuesta.


Puigdemont llegó hoy a Copenhague procedente de Bélgica, donde ha permanecido tres meses huido de la Justicia española.


El expresidente catalán tiene previsto participar hoy en un debate organizado por la Universidad de la capital danesa, en la primera vez que sale de Bélgica en todo este tiempo.


En un primer momento, la Justicia española dictó sendas órdenes europeas contra Puigdemont y cuatro de sus antiguos colaboradores también huidos, pero Llarena decidió retirarlas el 5 de diciembre pasado, con la advertencia de ser detenidos en cuanto regresaran a España.


Llarena consideró que se debían retirar las órdenes que emitió la Audiencia Nacional en su día porque podrían condicionar la evolución de la investigación y los posibles delitos por los que se pueda procesar a los imputados,


Los delitos de rebelión y la sedición no están recogidos en el ordenamiento jurídico de Bélgica, lo que impedía que Puigdemont fuera entregado por las autoridades belgas para su procesamiento en España por estos motivos.


Por EFE