Cargando contenido

Se trata de la sonda InSight, que estudiará la actividad tectónica del planeta.

Nasa
AFP

La NASA lanzó su sonda InSight, que estudiará la actividad tectónica de Marte con el fin de esclarecer los misterios de su formación y preparar posibles misiones humanas para explorar el planeta rojo.

La nave despegó este sábado desde el Space Launch Complex-3 en la Base Aérea Vandenberg en California, convirtiéndose así en la primera misión de la Nasa a Marte desde 2012

Según medios internacionales, el proyecto de 993 millones de dólares busca expandir el conocimiento humano de las condiciones internas de Marte, “en un esfuerzo informado para enviar luego exploradores humanos y revelar cómo se formaron los planetas rocosos -como la Tierra- hace miles de millones de años”.

Se espera que InSight aterrice en tierra roja el próximo 26 de noviembre

El jefe científico de la NASA Jim Green dijo que los expertos ya saben que Marte presenta terremotos, avalanchas y caídas de meteoritos. "Pero ¿cuán propenso a terremotos es Marte? Es información fundamental que necesitamos saber como humanos que explorar Marte", aseguró Green.

InSight recogerá datos a través de tres instrumentos: un sismómetro, un dispositivo para localizar con precisión la sonda mientras Marte oscila sobre su eje de rotación y un sensor de flujo de calor que será insertado a 5 metros en el subsuelo marciano

Después de que la sonda se acomode sobre la superficie marciana, un brazo robótico deberá colocar el sismómetro directamente sobre el terreno.

"Para nosotros, InSight es quizás no la mejor pero sí una muy importante misión porque vamos a escuchar los latidos de Marte con el sismómetro que pusimos a bordo", dijo Jean-Yves Le Gall, presidente del Centro Nacional de Estudios Espaciales de Francia (CNES), en una entrevista en la televisión de la NASA después del lanzamiento.

El segundo elemento en importancia es el monitor de calor que será colocado en el subsuelo. El instrumento será introducido entre 3 y 5 metros bajo la superficie de Marte, según la NASA, a una profundidad 15 veces mayor que en cualquier misión anterior.

Entender la temperatura de Marte es crucial para los fines de la NASA de enviar personas al planeta rojo para los años 2030, dijo Green.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido