Cargando contenido

Solo le hará contrapeso a Maduro el pastor evangélico, Javier Bertucci.

Presidente de Venezuela Nicolás Maduro.
Según el presidente Maduro, el adelanto de las votaciones es necesario para "la paz pública".
AFP

La Mesa de la Unidad Democrática, principal coalición opositora, anunció este martes que no participará en las elecciones presidenciales convocadas por la oficialista Asamblea Nacional Constituyente por considerar que es “un simulacro fraudulento e ilegítimo” argumentando ausencia de condiciones mínimas de transparencia e igualdad

La decisión fue plasmada en un comunicado de tres páginas que fue leído por el dirigente Ángel Oropeza quien enfatizó que fue tomada por “unanimidad”, descartando por los momentos que alguno de los que ya habían mostrado su intención de ser candidato presidencial, inscriban su nombre para el proceso.

Solo le hará contrapeso a Nicolás Maduro, candidato a la reelección presidencial el pastor evangélico, Javier Bertucci, quien anunció su aspiración a la primera magistratura de Venezuela.

 

A continuación el comunicado de la MUD:

1) La Unidad Democrática venezolana ratifica ante el país y ante el mundo su inquebrantable vocación electoral y democrática. Creemos en el voto como la más poderosa herramienta de expresión popular y de transformación social y política.

2) La estrategia sistemática y persistente, política, constitucional, electoral y pacífica que ha adelantado la Unidad Democrática en unión con el bravo pueblo venezolano, persigue un objetivo claro que es la superación de la actual tragedia social y el cambio, lo antes posible, del régimen y su fracasado modelo. Y tanto el objetivo como la estrategia para lograrlo van a continuar.

3) Desde esta convicción democrática, y luego de un proceso amplio de consulta tanto dentro de los factores de la Unidad como con diversos sectores sociales del país, hemos acordado por consenso iniciar a partir de hoy una campaña para que se den verdaderas elecciones este año, como único camino para empezar a salir de las penurias que azotan a nuestro pueblo.

4) El evento prematuro y sin condiciones que se anuncia para el próximo 22 de abril es sólo un show del propio gobierno para aparentar una legitimidad que no tiene, en medio de la agonía y sufrimiento de los venezolanos. Convocamos al país a salirnos del cerco de pensar que la decisión frente a esta farsa es participar o no. ÉSTAS NO SON ELECCIONES. NUESTRO OBJETIVO ES LOGRAR ELECCIONES DE VERDAD. La Constitución las exige, y hacia ese objetivo orientaremos nuestra lucha.

5) En nombre de la inmensa mayoría de los venezolanos, retamos al gobierno de Maduro a que se mida contra el pueblo en unas elecciones de verdad. Para que éstas sean posibles, le invitamos a dejar el miedo y a aceptar las condiciones electorales contenidas en el Documento hecho y aprobado por unanimidad por los Cancilleres de Bolivia, Nicaragua, San Vicente (escogidos por el propio gobierno venezolano), México y Chile, al finalizar la jornada de negociación el día 2 de diciembre en República Dominicana. Allí se estipulan, entre otras cosas, la realización de elecciones en el segundo semestre de este año 2018, la conformación de un CNE equilibrado, la invitación a misiones de observación internacional independientes en todas las fases del proceso, el voto de los venezolanos en el exterior, el acceso igualitario a los medios de comunicación públicos y privados, la revocatoria de las inhabilitaciones a partidos y líderes, y la realización de las auditorias técnicas que permitan brindar transparencia y confiabilidad al proceso.

CON ESTAS CONDICIONES, PREVISTAS EN LA LEY Y QUE POR TANTO DEBERÍAN SER DE OBLIGATORIO CUMPLIMIENTO, ESTAMOS LISTOS PARA PARTICIPAR. PERO, EN CASO CONTRARIO, NO CUENTEN CON LA UNIDAD DEMOCRÁTICA NI CON EL PUEBLO PARA AVALAR LO QUE HASTA AHORA ES SÓLO UN SIMULACRO FRAUDULENTO E ILEGÍTIMO DE ELECCIÓN PRESIDENCIAL.

6) Convocamos a todos los sectores sociales del país a constituir un gran Frente Amplio Nacional, como un mecanismo efectivo de organización y articulación de fuerzas sociales y políticas en torno al propósito de alcanzar este año elecciones limpias y competitivas, y lograr el rescate de la democracia como sistema político. Esta es una tarea de todos los venezolanos, y no sólo de los partidos políticos. Los próximos días se multiplicarán las reuniones ya iniciadas de contacto y consulta con diversos sectores sociales organizados para la conformación de este Gran Frente, como expresión heterogénea, plural y unitaria de la sociedad venezolana en demanda de cambio.

7) Finalmente, informamos que en los próximos días anunciaremos al país las propuestas básicas del Programa de Gobierno de Unión y reconstrucción nacional, e iniciaremos un proceso amplio de discusión y consulta sobre estas propuestas en todo el país y con todos los sectores de la sociedad.

8) La Unidad Democrática ha demostrado su fidelidad al compromiso sagrado de defender a los venezolanos de un régimen sólo interesado en su permanencia en el poder a costa del rechazo y sufrimiento de todo el pueblo. Nada ni nadie nos hará abandonar este compromiso. Sabemos los riesgos de todo tipo que implica asumir sin ambages la defensa de los venezolanos, pero nos mueve la convicción de estar haciendo lo que nuestro pueblo y el momento histórico exigen de nosotros, y la esperanza de estar labrando el futuro que Venezuela merece y necesita. Nuestra lucha continúa, y nada nos detendrá.

Caracas, 21 de febrero de 2018

Encuentre más contenidos

Fin del contenido