Cargando contenido

Según la organización Rusia ha incumplido el tratado nuclear, pero no responderán militarmente.

OTAN
Colombia es el único país de América Latina considerado como un ‘socio global’ de la OTAN
Colprensa

Los ministros de Defensa de la OTAN abordaron hoy cómo afrontar un futuro sin el tratado INF para la eliminación de misiles de medio y corto alcance entre Estados Unidos y Rusia si éste fracasa, en principio mediante una respuesta "convencional" y no nuclear.

"Es demasiado pronto para prejuzgar las conclusiones, hay diferentes opciones, un amplio abanico de posibilidades para que la OTAN responda", confirmó el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, en una rueda de prensa al término de la primera jornada de la reunión de los ministros.

La OTAN urgió una vez más a Rusia a volver a cumplir el INF ante las infracciones constatadas por Estados Unidos, que abandonará el tratado también en seis meses si Moscú no da marcha atrás.

Stoltenberg recalcó que la prioridad es salvar el INF, que desde 1987 mantenía a Europa libre de este tipo de armamento, pero reconoció que eso está en manos de Rusia y que, si Moscú no vuelve a cumplirlo de forma verificable, la Alianza se prepara para "un mundo con más misiles rusos".

En contexto: Rusia fabricará en menos de dos años nuevos misiles para responder a EE.UU.

"No tenemos que ser un espejo de lo que hace Rusia. Y no lo hemos hecho antes tampoco, equiparar misil por misil o avión por avión, o lo que sea que desplieguen", recalcó el político noruego.

"Simplemente tenemos que asegurarnos de que seguimos teniendo una disuasión y una defensa creíbles. Podemos hacer eso utilizando diferentes herramientas", insistió.

La OTAN analiza a nivel técnico qué medidas puede tomar, que según Stoltenberg se decidirán "como una Alianza, unidos", y serán "comedidas y defensivas".

"Y he dicho que la OTAN no tiene intenciones de desplegar nuevos sistemas de lanzaderas terrestres con capacidad nuclear en Europa", subrayó.

Según dijo hoy a su llegada a la reunión, las opciones que contempla la Alianza serán "convencionales".

En contexto: Putin revela su felicidad por los resultados de su nuevo misil hipersónico

Mientras se prepara para un posible fracaso del INF, la OTAN mantiene el diálogo con Moscú a diferentes niveles para intentar que vuelva al acuerdo, y Stoltenberg espera continuarlo con el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, en la Conferencia de Seguridad de Múnich esta semana, según dijo.

"La OTAN está muy unida sobre el tratado INF", insistió, una unidad que también pidió mantener el secretario de Defensa interino de Estados Unidos, Patrick Shanahan.

La ministra alemana de Defensa, Ursula von der Leyen, afirmó que las respuestas que debe dar la OTAN ante la ruptura del INF no deben tener en cuenta solo "temas militares" sino también "asuntos económicos y políticos".

"Se debe considerar todo el espectro" de medidas, consideró.

"Tenemos que mantener todas las opciones abiertas sobre cómo afrontar mejor esta amenaza en el futuro", indicó por su parte el ministro británico de Defensa, Gavin Williamson.

A su vez, fuentes de la Alianza afirmaron que los aliados "tienen que evaluar qué necesitan para disuadir".

"Si creemos que la respuesta es más armas nucleares, eso será una decisión dura de tomar. Pero estoy seguro de que, si esa es la conclusión, entonces eso sería exactamente lo que tendríamos que hacer y recorreríamos el proceso para llegar a ese punto", indicaron.

También lea: Rusia descarta nueva Guerra Fría tras suspensión de tratado de desarme nuclear

En cualquier caso, recalcaron que no es algo que se pueda saber en este momento: "En este momento hemos tomado la determinación de que eso no es lo que es necesario".

Al mismo tiempo, recordaron que la OTAN "está adaptando su postura de defensa convencional, lo llevamos haciendo desde hace algún tiempo y de manera que nos aseguramos de que no haya errores de cálculo o malentendidos".

Stoltenberg garantizó que la OTAN "se tomará su tiempo" y será "comedida" en su respuesta si fracasa el INF, porque quiere "evitar una nueva carrera armamentista".

"Hay que encontrar ese equilibrio entre ser firme y fuerte, pero al mismo tiempo no escalar la tensión innecesariamente", concluyo.

La OTAN asegura que Rusia vulnera el tratado al haber desplegado nuevos misiles de medio alcance con capacidad nuclear en suelo europeo, que son "difíciles de detectar, móviles y pueden alcanzar ciudades europeas".

Las fuentes aliadas explicaron que, para que Moscú vuelva a estar en línea con el tratado, tendría que destruir estos misiles y sus lanzaderas asociadas.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido