Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Kolinda Grabar-Kitarovic, presidenta de Croacia
Kolinda Grabar-Kitarovic, presidenta de Croacia
Foto: AFP

Kolinda Grabar-Kitarovic, la popular presidenta de Croacia, se robó las miradas durante el Mundial de Rusia por su carisma en cada uno de los partidos a los que asistió para apoyar a su Selección. 

En los encuentros, a Grabar-Kitarovic se le vio vestida con la camiseta de Croacia convertida en una hincha más. En cuanto a su presencia en Rusia para disfrutar del Mundial, el propio gobierno croata informó que la mandataria descontó de su salario los días y compró los boletos de avión y las entradas a los estadios con su dinero.

A pesar de que Croacia perdió la final del Mundial a Francia, la presidenta croata nunca perdió su carisma y felicitó a los jugadores 'galos' y consoló a los suyos. Fue tal su popularidad que se perfila, según medios de su país, como la personalidad más célebre del país.

Lo que muchos admiradores desconocen de Kolinda Grabar-Kitarovic es que en gran parte de Europa es considerada como una 'mujer de hierro', a tal punto que la califican de xenófoba por sus programas contra los refugiados con tintes racistas. 

"En términos de sus puntos de vista políticos, es una conservadora populista-nacionalista, aunque es algo realmente difícil de creer en base a lo que se podía ver en la Copa del Mundo", dijo en entrevista con la BBC Mundo el croata Dejan Jovic, politólogo y profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Zagreb.

En su momento, Grabar-Kitarovic generó polémica por una supuesta foto donde aparece con una bandera de raíces nazis, puntualmente de los ustachas, un grupo que se alió con los nazis en 1929 para perseguir gitanos, bosnios, judíos y serbios musulmanes.

 

Según el politólogo Jovic, las políticas de la presidenta croata contra los inmigrantes son tan radicales que llegó a sugerir que Croacia debería usar el "Ejército para defender sus fronteras de los refugiados".

El más reciente ataque considerado xenófobo por parte del gobierno de Kolinda Grabar-Kitarovic fue la Ley de Extranjería, la cual fue reformada con el objetivo de prohibir la asistencia a necesidades como salud, alimentación y saneamiento contra inmigrantes en situación irregular. 

"Al ser crítica, atrae a algunos de los marginados de la sociedad, y con su retórica y comportamiento nacionalista se vuelve más atractiva para el sector de la derecha", agregó Jovic a BBC Mundo.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.