Un llamado de alerta hicieron científicos de diferentes partes del mundo a las agencias espaciales de Europa y Estados Unidos para que no se retire el apoyo a la misión encargada de poner a prueba las técnicas de desvío de asteroides que puedan impactar contra la tierra. Los expertos advirtieron que la tierra no está exenta de ser impactada por otro asteroide, como el que hace millones de años acabó con los dinosaurios e indicaron que es necesario estar preparados para no enfrentar una amenaza de extinción. Esta alerta se da con motivo de la decisión que tomará la Agencia Espacial Europea en la reunión de su consejo ministerial en Suiza sobre si sigue apoyando la misión AIM o Misión Impacto Asteroide (por sus siglas en inglés) y si la lanza en 2020 con el objetivo de alcanzar Dydimos, un sistema binario de 800 y 150 metros de diámetro. RCN Radio consultó al director del Observatorio Astronómico de la Universidad Nacional, José Gregorio Portilla, quien explicó que esta iniciativa forma parte de un plan de las agencias espaciales internacionales para medir la capacidad que tienen para desviar asteroides de gran tamaño que puedan terminar impactando la tierra. “La Tierra recibe el impacto de pequeños cuerpos constantemente, sin embargo, cada 10 o 100 millones de años, un objeto de gran tamaño pone en riesgo nuestro planeta y es allí precisamente donde estos expertos desean actuar (...) buscan la posibilidad de eliminar este tipo de riesgos, actuando de manera oportuna. Hasta el momento todo está en el papel y lo que se busca es volverlo una realidad”, dijo el profesor Portilla. AIM es una nave que forma parte de una misión conjunta de la ESA y la agencia espacial estadounidense NASA denominada AIDA, cuyo objetivo principal es estudiar si es posible desviar un asteroide que tenga una trayectoria de colisión con la Tierra. Para ello, la NASA enviará una nave llamada DART (la contraparte estadounidense de AIDA) que impactará sobre el asteroide más pequeño de los dos que conforman Didymos, mientras que AIM estará orbitando a su alrededor y estudiará ambos cuerpos y los efectos del impacto. A finales de esta semana, la Agencia Espacial Europea (ESA) decidirá en la reunión de su consejo ministerial si sigue apoyando este y otros programas espaciales, para lo que evaluará a los países que deben expresar sus compromisos. La iniciativa surge de los promotores del Día del Asteroide y del Observatorio de la Costa Azul.