Los europeos siguen los pasos de Reino Unido, que expulsó a 23 diplomáticos rusos en represalia por el envenenamiento de un exespía.

Exespia ruso
Exespía ruso Sergei Skripal y su hija están en condición crítica
AFP

Los mandatarios europeos acordaron el jueves por la noche llamar a consultas al embajador de la Unión Europea en Rusia por el ataque con gas nervioso contra un exespía ruso en suelo británico, que Londres atribuye a Moscú.

"Los líderes acordaron retirar al embajador de la UE de Moscú para consultas", dijo  una fuente europea al término de una cena de trabajo de mandatarios de la UE en Bruselas, calificando la acción como "una muestra de intenciones". 

Además de esta acción, "algunos países están estudiando la posibilidad de expulsar a diplomáticos rusos o de llamar a sus diplomáticos nacionales a consultas", indicó un funcionario europeo.

Los europeos siguen así los pasos de Reino Unido, que expulsó a 23 diplomáticos rusos en represalia por el envenenamiento el pasado 4 de marzo de Serguéi Skripal, un exagente ruso, y su hija Yulia, en la ciudad inglesa de Salisbury.

La primera ministra británica, Theresa May, consigue así un gesto fuerte de sus socios europeos, quienes estimaron en una declaración conjunta que es "muy probable" que Moscú esté detrás del ataque, ya que "no hay otra explicación plausible".

El incidente en Salisbury "forma parte de un patrón de agresión rusa contra Europa y sus vecinos cercanos, desde los Balcanes occidentales hasta Oriente Medio", había advertido May a su llegada a la cumbre en Bruselas.

Theresa May, que mantiene un duro pulso con Moscú, informó a sus socios europeos sobre los últimos avances en la investigación del ataque contra Skripal y su hija. Ambos se encuentran en estado crítico.

Los europeos tienen previsto abordar de nuevo la relación con Rusia durante una reunión de cancilleres a mediados de abril en Luxemburgo. 

 

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido