El Poopó tenía hasta principios de esta década unos 2.000 km2.

Lago Poopó recupera su caudal tras haberse secado por cambio climático.
Lago Poopó recupera su caudal tras haberse secado por cambio climático.
AFP

El lago boliviano Poopó, cuyas aguas se evaporaron hace tres años hasta quedar casi completamente seco, logró recuperarse gracias a las lluvias estacionales y abarca ahora una extensión de 1.300 km2, informaron este jueves las autoridades locales.

Las aguas del Poopó, en una región andina minera, habían alcanzado el año pasado los 700 km2, lo que presagiaba una paulatina recuperación.

Sin embargo, este año se ha podido observar "el doble de agua en comparación al año pasado", de acuerdo a fotos satelitales, dijo el gobernador de Oruro, Víctor Hugo Vásquez, tras sobrevolar la zona.

El Poopó tenía hasta principios de esta década unos 2.000 km2, pero en 2015 ese caudal había mermado fuertemente hasta casi desaparecer. Con la actual época de lluvias, alcanzó "más de 1.300 kilómetros cuadrados de agua", señaló Vásquez.

Las aguas del lago han disminuido en las últimas tres décadas como efecto del cambio climático. En 1985, sus aguas abarcaban una extensión de 4.000 km2, según datos oficiales.

"Estaríamos hablando de más de la cuarta parte de agua que tenía hace más de 30 años, en sus mejores momentos", dijo Vásquez, al tiempo que destacó que, si se toman en cuenta los promedios de 1.600 a 2.000 km2, la recuperación es "de más del 50%".

La gobernación de Oruro invirtió en los últimos años cerca de 100 millones de bolivianos (unos 14,3 millones de dólares), en tareas de mitigación, como el dragado en el lago y de ríos cercanos.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido