Foto AFP

Por Juan Fernando Barona 

El enviado especial de Estados Unidos para el proceso de paz, Bernard Aronson, aseguró que los acuerdos son irreversibles, por lo que manifestó que los beneficios se van a ver dentro de los próximos años en el país.

Desde Washington, Aronson criticó a los guerrilleros de las Farc que no se acogieron al proceso de paz y rechazó el secuestro de un funcionario de la ONU.

"Es un acto criminal, ellos deberían ser perseguidos como criminales y deberían ser juzgados y creo que eso va a suceder. Son bandidos, no son actores políticos ni tampoco son más parte de las Farc. Probablemente son narcotraficantes y deben ser tratados como criminales", expresó Aronson.

Además, el enviado especial destacó el apoyo que dio al proceso de paz el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y dijo que es una señal de que ese país respalda a Colombia.

"El hecho de que el presidente Obama, demócrata, y ahora el presidente republicano Trump, apoyen el proceso de paz, significa que el liderazgo político de Estados Unidos está unido y es un socio importante de Colombia. Creo que es una señal muy importante", explicó el enviado especial.

Finalmente compartió la preocupación del gobierno de Estados Unidos por el incremento de cultivos ilícitos en Colombia, aunque reconoció los esfuerzos del país para erradicar las hectáreas de coca.