Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

vperalta
Imagen de referencia de embarazo
Imagen de referencia de embarazo
Pexels

Una terrible historia le está dando la vuelta al mundo. Se trata de una joven argentina de 23 años llamada Micaela, esta joven se encontraba en las últimas faces de su embarazo y el 14 de septiembre al que era su último control antes de tener a su primer hijo.

La joven no se imaginada el infierno que se desataría a los dos días siguientes. El viernes 16 de septiembre, como era de esperar, Micaela entró a la sala de parto y después de una hora, tres médicas se dieron cuenta que el bebé era demasiado grande para ella, pues solo media 1,49. Por lo anterior, recomendaron hacer una cesárea, pero al llamar a otro doctor, este dijo que  no era necesario, que tuviera un parto natural. 

Le puede interesar: Hernán Orjuela, presentador de Sábados Felices, ¿Qué se hizo y de qué vive hoy en día? 

Sin embargo, la mejoría no llegó con el paso del tiempo y aunque las tres médicas volvieron a sugerir la cesárea para ahorrarle el dolor causado por las contracciones a la madre, el doctor volvió a negarse. El dolor de Micaela era tal, que ella misma pidió que le realizaran el procedimiento quirúrgico y nuevamente, le fue negado.

Según comentó el padre de la joven a un medio argentino, “dos médicos se le subieron al estómago”. También expresó el deseo de su hija de que su pareja estuviera en el parto, pero en ningún momento lo llamaron. 

Después de cinco horas de dolor, nació el bebe. Este media 50 cm y cuando se lo pasaron a la madre, ella notó que no lloraba con normalidad, sino que lo hacía de una forma pausada. Los doctores le dijeron a la familia que tanto la madre como el hijo estaban en perfecto estado de salud. 

Dadas las complicaciones que tuvo el parto, la mamá perdió mucha sangre y tuvo que quedarse en el hospital una noche, solo pudo ver bien al hijo al día siguiente. No pasó mucho tiempo para que los doctores le dijeran que su hijo estaba teniendo complicaciones, pues el oxígeno no le estaba llegando al cerebro.

Lea también: Tiquetes baratos: La mejor hora para conseguirlos

Los doctores le preguntaron, que si había llevado un embarazo controlado a lo que Micaela respondió que sí, también comento todas las complicaciones del parto. En ese momento uno de los doctores dijo que tantas horas de parto podría ser la explicación de todo.

Una hora después, el personal médico buscó a Micaela para darle la terrible noticia de que su hijo había muerto a causa de un paro cardiorrespiratorio. La familia de Micaela realizó su respectiva denuncia y se espera que le realicen la autopsia al bebé para identificar las causas exactas de la muerte. 

Fuente

Alejandro Ossa - Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.