Foto: Captura de Video

El líder independentista catalán Carles Puigdemont, perseguido en España por rebelión y sedición, besó una bandera española a instancias de un hombre que lo increpó, según muestra un video ampliamente divulgado este martes por medios españoles y en redes sociales. Grabado según los medios españoles en un centro comercial en Copenhague, ciudad que Puigdemont visitó lunes y martes, el video muestra a un hombre que se acerca a un grupo de personas que toman café, entre ellas el presidente catalán cesado por el gobierno español tras la fallida declaración de independencia en Cataluña. "Aquí tengo la bandera de España, Puigdemont, que sé que te gusta", le dice el hombre, quien le pide: "Cógela y dale un besito, por favor". Manteniendo la calma en todo momento e incluso sonriendo, Puigdemont besa en dos ocasiones la bandera y dice: "No tengo ningún problema con España, ni uno" "¿Y la independencia? ¿Eso no es ningún problema? ¿Y los catalanes tampoco, que los dejas en la calle, que ahora están todos peleándose?", continúa el hombre.  

 "No, por el contrario, hemos votado en masa", responde Puigdemont, en referencia al referéndum de autodeterminación realizado en Cataluña el 1 de octubre pese a la prohibición de la justicia española. "Cuando regreses a España, la cárcel te espera", termina diciendo el hombre a Puigdemont. Compartiendo el video en su cuenta de Twitter, Puigdemont escribió en esa red social: "Algún día entenderán que no tenemos ningún problema con España ni con su bandera. La batalla es contra quien ejerce el poder despóticamente". Instalado en Bélgica desde el 30 de octubre para esquivar una investigación por rebelión y sedición del Tribunal Supremo, Puigdemont es candidato para ser investido por el parlamento catalán nuevamente como presidente regional. Puigdemont prefiere una investidura telemática, para evitar ser detenido si vuelve a España, pero el gobierno español ha advertido que la recurrirá judicialmente. El video era muy compartido en las redes sociales y generaba múltiples reacciones en España, donde incluso se pronunció la vicepresidenta del gobierno Soraya Sáenz de Santamaría. Puigdemont "se ha instalado en el espectáculo", tanto así que "es capaz de abrazar banderas que en otros foros rechaza", criticó Sáenz de Santamaría.   Por: AFP