Cargando contenido

Donald Trump había dicho que derribaron un dron de Irán.

Nueva tensión en el estrecho de Ormuz
AFP

El ministro de Exteriores británico, Jeremy Hunt, se ha mostrado "extremadamente preocupado" por la "inaceptable" captura por parte de Irán de dos petroleros en el estrecho de Ormuz, uno británico y otro con bandera liberiana, propiedad de una naviera del Reino Unido.

Londres mantiene contactos diplomáticos con Teherán, así como con aliados internacionales, para tratar de resolver la situación, afirmó el jefe del Foreign Office".

Lea ademásIrán anuncia captura de otro buque petrolero británico en Ormuz

Reino Unido confirmó que uno de los barcos incautados era británico.

El otro tenía bandera liberiana, pero sería propiedad de la compañía británica Norbulk Shipping.

El Gobierno debe celebrar una reunión ministerial urgente el viernes por la noche "para revisar lo que sabemos y lo que podemos hacer para asegurar rápidamente la liberación de estos dos barcos", declaró Hunt.

El embajador británico en Teherán está igualmente "en contacto" con las autoridades iraníes para "resolver la situación", añadió.

La tripulación de los dos petroleros "está compuesta de varias nacionalidades, pero por lo que hemos comprendido, no hay ciudadanos británicos a bordo", precisó Jeremy Hunt.

Lea tambiénJuez de EE.UU. niega libertad bajo fianza a Jeffrey Epstein

"Es esencial que la libertad de navegación se mantenga y que todos los barcos puedan moverse con seguridad y libertad en la región", añadió.

Los Guardianes de la Revolución de Irán anunciaron que habían confiscado el petrolero británico 'Stena Impero', propiedad de la compañía sueca Stena Bulk, por "no respeto del código marítimo internacional".

 

Fuente

EFE y AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido