Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Amlo
AFP

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, subió al lujoso avión presidencial del país, que dijo numerosas veces que no abordaría, para promover la venta de boletos para su rifa simbólica, según mostró un video difundido en sus redes sociales. 

Desde su campaña presidencial, el mandatario había dicho que no se subiría ni viajaría en la aeronave por considerarla un "insulto" frente a la pobreza reinante en el país.

En contexto: López Obrador dio explicaciones sobre video de su hermano recibiendo sobre con dinero

Con estilo de anuncio publicitario, el video muestra primero planos generales de la aeronave estacionada en medio de un enorme hangar, copiosamente iluminado, con pisos y paredes en tonos claros y brillantes.

En la tercera imagen, López Obrador aparece en escena parado delante del Boeing 787 Dreamliner, comprado por el expresidente Felipe Calderón en 130 millones de dólares pero entregado a su sucesor, Enrique Peña Nieto, quien fue su único usuario.

"Yo me veo pequeño pero no estoy acomplejado. Soy republicano, el poder es humildad. Estos parecían reyes, miren los lujos que se daban", dice el presidente, conocido como AMLO por sus iniciales, señalando al avión al que luego se le ve subiendo por una escalinata.

Se exhiben después sus interiores, con asientos forrados en piel, brillante mobiliario, así como la cama king size y el amplio baño de la recámara principal.

Lea además: Pompeo, de gira en Medio Oriente para que países árabes restauren relaciones con Israel

"Habiendo tanta pobreza esto es un insulto", añade López Obrador, para luego recordar la rifa del próximo 15 de septiembre. 

El sorteo del avión es simbólico. El premio real serán 2.000 millones de pesos en efectivo (unos 91 millones de dólares), monto equivalente al valor actual del avión, dividido en cien premios de 20 millones de pesos cada uno.

"Compra tu cachito (boleto), hagamos historia", remata AMLO sonriente, mientras levanta la mano derecha con el pulgar alzado.

En paralelo a la rifa, el gobierno de López Obrador intenta vender el avión desde el inicio de su mandato, en diciembre de 2018, pero hasta la fecha no ha hallado comprador.

A finales de julio, informó que analizan dos ofertas aunque sin revelar los nombres de los interesados. Antes de ello, la aeronave permaneció 19 meses en un hangar de California (Estados Unidos) donde recibió mantenimiento.

Lea también: Fiscalía acusa a Organización Trump de entorpecer investigación financiera contra el Presidente

Durante el proceso de venta, asesorado por la ONU, el Gobierno asegura haber recibido 42 propuestas de potenciales compradores, pero solo considera dos.

Se espera obtener unos 3.000 millones de pesos (136 millones de dólares) de la venta de boletos. La mitad han sido adquiridos por empresarios mexicanos a los que López Obrador comprometió personalmente durante una cena en el palacio presidencial en febrero pasado.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.