En exigencia de que le sea otorgada la libertad que ya fue decretada por un Tribunal de Caracas, iniciaron una huelga de hambre 59 colombianos detenidos en una dependencia policial ubicada en La Yaguara, al oeste de la capital venezolana.

Acumulan año y 4 meses privados de la libertad acusados por el propio presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, de formar parte de una “célula paramilitar” que generaría hechos de violencia durante una manifestación opositora.

Hoy reclaman que se cumpla la orden que dio el Tribunal 27 de Control de Caracas el pasado noviembre de 2017, de liberarlos sin restricción alguna.

Además, la huelga de hambre es iniciada en rechazo las “condiciones paupérrrimas” en las que están recluidos según relató su abogado, Sergio Aranguren.

“Se sienten humillados y degradados (...) los baños los tienen totalmente tapados, están en condiciones paupérrimas, no tienen comida, no tienen medicinas, no tienen salud no tienen absolutamente nada” y tratados “como si fuera unos animales porque ni siquiera salen al sol, ni a coger aire”, explicó.

Claman también la atención del Estado colombiano “para que vengan hablar por ellos y para que intercedan en relación a su pronta libertad” agregó el jurista.