El relator de la ONU para los derechos humanos en Corea del Norte, Marzuki Darusman, pidió hoy a la comunidad internacional que haga todo lo necesario para evitar que queden impunes los crímenes cometidos por el régimen norcoreano. "La comunidad internacional debe asegurarse de que el más alto mando del país, incluido Kim Jong-un, sea considerado responsable de los crímenes cometidos en el país, incluidos los crímenes contra la humanidad", dijo Darusman en rueda de prensa. Para que el proceso prospere, Darusman pidió al Consejo de Derechos Humanos que solicite la creación de una comisión de investigación encargada de investigar los crímenes cometidos por el régimen comunista de Pyongyang. A juicio del relator, la estructura "extremadamente jerárquica" del país hace que los altos mandos, así como su líder político, puedan ser culpados individualmente por los crímenes que se cometen. El relator especificó que "cualquier cambio fundamental que se haya dado en el país en los últimos seis años -duración de su mandato, que está cerca de concluir- ha ocurrido a pesar del Gobierno y gracias a la sociedad". Darusman ha pedido numerosas veces al Gobierno norcoreano autorización para efectuar una visita oficial al país, pero sus peticiones siempre han sido rechazadas. Por EFE