Según un estudio liderado por investigadores del Centro español de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales Los hombres de países ricos son cada vez más altos porque tienen una dieta más rica en nitrógeno y fósforo.


Así, de promedio, hay una diferencia de 23 centímetros entre los países con gente más alta (Dinamarca y Holanda, con una media de 1,83 metros de altura) y los países con gente más baja (Guatemala y Vietnam, con una media de 1,60 metros).


El trabajo ha concluido que la dieta rica en productos de origen animal y más variada es la que asegura que los países ricos reciban prácticamente el doble de kilos de nitrógeno y fósforo al año que los países pobres y, con ello, aumentar la talla de sus habitantes.


Para llegar a esta conclusión, los investigadores han utilizado datos de 80 países diferentes de entidades como la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO) de hombres nacidos entre los años 60, 70 y 80.


El estudio ha comprobado que la altura media de los hombres varía mucho entre países y que esta variación está relacionada con el producto interior bruto de cada país.


Los países ricos reciben más kilos de nitrógeno y fósforo a través de la dieta anualmente (19,5 kg de nitrógeno y 2,17 de fósforo) que los países pobres (9,66 kg de nitrógeno y 1,35 de fósforo).


"La altura no es una característica neutral, sino que está relacionada directamente con la salud y la esperanza de vida" detalla el estudio.


"Los cultivos que tienen buenos niveles de fósforo del suelo son más productivos, pero este elemento es bastante escaso en suelos de zonas tropicales, donde se sitúan buena parte de los países más empobrecidos", señaló Peñuelas.


Por EFE