El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció hoy que las autoridades del país capturaron en las últimas 48 horas a un "grupo de cómplices" de Óscar Pérez, un inspector de la Policía que se rebeló contra el Gobierno chavista y que fue abatido en un operativo policial la semana pasada. "Hemos desmantelado en las últimas 48 horas las reminiscencias del grupo terrorista que fue abatido (...) y entre ayer y hoy hemos capturado un grupo importante de los cómplices de estas bandas terroristas y en las horas que están corriendo vamos tras la captura del resto de los cómplices", dijo Maduro en un acto político en Caracas. El líder chavista informó que se ha descubierto "mucha evidencia que estaba en poder de los terroristas", como denomina el Ejecutivo a Pérez y a los otras seis personas que lo acompañaban y que también fueron abatidas por las fuerzas del orden. "Cada vez que capturamos a un cómplice del terrorismo lo cuenta todo, (...) quién lo financiaba desde Bogotá, quién lo dirigía desde Cúcuta y desde Miami (...) nosotros no podemos permitir que traigan el terrorismo y la violencia desde el exterior", prosiguió el jefe del Estado, aplaudido por sus simpatizantes. Maduro detalló que las autoridades tienen "listas con nombres y teléfonos" de los señalados, por lo que pidió apresar pronto a quienes guarden relación con el grupo insurrecto "tengan el cargo que tengan, tengan el apellido que tengan". Reiteró que los sublevados "tenían planeado poner carros bombas para matar, para destruir, para asesinar". "La inteligencia popular ha sido clave para detectar los movimientos violentos de los terroristas: mil ojos, mil oídos, que la inteligencia popular garantice la paz en cada barrio, en cada parroquia, en cada municipio, en cada ciudad, en cada estado", agregó sin especificar los nombres de los detenidos. Antes de ser abatido, el grupo de Pérez publicó en las redes sociales una serie de videos en los que se veía al inspector tratando de negociar una entrega pacífica y con garantías ante los agentes. Una comisión del Parlamento venezolano denunció ayer "graves violaciones" a los derechos humanos durante el operativo policial en cuestión, además de 31 "detenciones arbitrarias" de allegados a los fallecidos. El inspector y piloto de la Policía científica Óscar Pérez se alzó contra el chavismo el pasado junio, cuando en plena ola de protestas callejeras contra el Gobierno sobrevoló Caracas en un helicóptero del citado cuerpo y disparó sin causar heridos contra dos edificios oficiales. Por EFE