Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Maduro acusa a supuesto paramilitar colombiano de planear asesinato de diputado chavista

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró este miércoles que un paramilitar colombiano, que no identificó, sería uno de los autores intelectuales del asesinato del diputado oficialista Robert Serra y anunció que pedirá a Interpol la captura de otro de los autores materiales.

"Este es un asesinato que se preparó durante algo más de tres meses, se preparó de manera directa, dirigido por un colombiano", dijo el presidente venezolano en una rueda de prensa en la que indicó que fueron ocho los asesinos, dos de ellos provenientes de Colombia, que aún no han sido capturados.

Aunque "falta la identificación legal", Maduro afirmó que "un paramilitar colombiano dirigió todo el proceso de preparación del crimen de manera meticulosa".

Este supuesto paramilitar, utilizó, según el gobernante venezolano, "una banda dirigida por otro maleante asesino, de apellido Padilla Leiva conocido como alias 'El Colombia'", quien "ejecutó la matanza", junto a otras siete personas, afirmó Maduro.

Según el jefe de Estado, fueron ocho los asesinos, dos de ellos provenientes de Colombia, identificados como Padilla Leiva, y Yoni José Padilla, alias 'Oreja', que aún no han sido capturados.

El Ministerio Público "va a proceder, me ha dicho la fiscal, a solicitar por Interpol con código rojo (...) para los asesinos que están solicitados en este momento".

"A buscarlos hasta en el último rincón donde pretendan esconderse, o en Venezuela o fuera de ella, los vamos a buscar a los asesinos materiales y también a los intelectuales, tengan el apellido que tengan".

"Lo mejor sería que se entreguen a las autoridades y se sometan a la Justicia", agregó.

Serra fue asesinado el pasado 1 de octubre junto a una mujer identificada como María Herrera, que sería su asistente, en su residencia ubicada en el oeste de Caracas, en un hecho perpetrado con armas blancas que las autoridades atribuyen a un crimen político por encargo disfrazado de hecho penal simple.

El homicidio de Serra y Herrera fue ideado por el paramilitar colombiano, dijo Maduro, que contó con la colaboración del jefe de escoltas del parlamentario, quien es uno de los dos detenidos que habría participado "en toda la planificación" del crimen.

El presidente indicó que "el colombiano" que pagó por crimen al otro ciudadano de este país alias "el Colombia" es quien está conduciendo a los investigadores hacia los autores intelectuales, una pesquisa de la que dijo, no debe adelantar detalles pues aún está en curso.

Además de estas afirmaciones, el mandatario venezolano mostró dos videos. En uno de ellos se muestra a los supuestos delincuentes entrando y saliendo a la residencia de Serra la noche del homicidio, que, según el registro gráfico, habrían cometido el crimen en solo once minutos.

En un segundo video, el señalado por Maduro como jefe de escoltas de Serra confiesa parte de la planificación del crimen.

El gobernante aseguró que meses antes del homicidio, también intentaron asesinar al vicepresidente del área social Héctor Rodríguez en su residencia, "un francotirador", y que tres días después de la muerte de Serra, quisieron matar al presidente del Parlamento, el oficialista Diosdado Cabello.

Aseguró que el de Serra es un crimen "con connotaciones políticas que tiene el objetivo y tenía el objetivo de conmover la sociedad y llenarla de violencia".

Serra era el parlamentario más joven del Legislativo unicameral, uno de los más encendidos defensores parlamentarios del chavismo y uno de sus líderes juveniles más destacados del PSUV.