Cargando contenido



El presidente venezolano, Nicolás Maduro, restó importancia a la posibilidad de que Estados Unidos sancione sus exportaciones petroleras, como evalúa el gobierno de Donald Trump, según informó su secretario de Estado, Rex Tillerson.

"Por ahí vi a Rex Tillerson visitando Argentina; nos acaba de amenazar con un embargo petrolero. Estamos preparados (...), nada ni nadie nos va a detener", señaló el mandatario en un video que publicó en Facebook.

Washington considera la posibilidad de aplicar sanciones a las exportaciones petroleras de Venezuela -que aportan 96% de sus divisas- pero a la vez toma en cuenta el impacto que esas medidas tendrían sobre la población

"La situación en Venezuela empeora. Uno de los aspectos a tomar en cuenta en caso de adoptar sanciones petroleras son los efectos que tendría sobre la población y si ese sería un paso que ayude a llegar al final, a acelerar el final", dijo Tillerson este domingo en una rueda de prensa en Buenos Aires junto con su homólogo argentino Jorge Faurie.

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, calificó de "vergonzoso e indigno el papel" de Faurie frente a Tillerson.

"Subordinación absoluta para atacar a Venezuela. Su gobierno una vez más de rodillas ante Trump", escribió Arreaza en Twitter.

Venezuela cuenta con las mayores reservas petroleras del planeta, pero atraviesa por una severa crisis económica, con hiperinflación y aguda escasez de alimentos y medicinas.

Estados Unidos es el principal cliente de Venezuela, al que compra 750.000 de los 1,9 millones de barriles diarios de su producción.

"Obviamente, sanciones petroleras -la prohibición de exportar petróleo a Estados Unidos o que Estados Unidos deje de vender crudo o productos refinados a Venezuela- es algo que seguimos considerando", refirió Tillerson.

El secretario de Estado, que cumple una gira latinoamericana, ya abordó el tema de Venezuela en México y debe plantearlo en sus próximas escalas de Lima, Bogotá y Kingston.

Por: AFP