Cargando contenido

"Estoy de pie más listo que nunca para las batallas que están por venir. Estoy aquí porque soy un presidente pueblo", dijo Maduro.

Presidente de Venezuela Nicolás Maduro.
Según el presidente Maduro, el adelanto de las votaciones es necesario para "la paz pública".
AFP

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, inscribió este martes su candidatura a la reelección para los comicios anticipados del 22 de abril, boicoteados por la oposición y rechazados por un sector de la comunidad internacional.

De camisa roja, Maduro acudió a la tumba del líder socialista Hugo Chávez (1999-2013) y luego, con su círculo íntimo, fue al Consejo Nacional Electoral (CNE) a entregar los recaudos de su postulación, a bordo de un jeep rojo conducido por el poderoso Diosdado Cabello.

"Estoy de pie más listo que nunca para las batallas que están por venir. Estoy aquí porque soy un presidente pueblo", dijo Maduro, quien bailó reguetón con su esposa Cilia Flores en una tarima, ante miles de seguidores.

Sin contrincantes de peso, Maduro parece tener asegurada la reelección aunque su gobierno es reprobado por 75% de los venezolanos, según la firma Datanálisis, por la debacle económica del país petrolero, asfixiado por la escasez de alimentos y medicinas y la hiperinflación.

"Voy a iniciar una nueva economía que satisfaga las necesidades del pueblo", anunció, mientras le coreaban "¡Vamos Nico!".

Su mayor rival, la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD) -cuyos líderes Henrique Capriles y Leopoldo López están inhabilitados políticamente- se marginó de los comicios por considerarlos un "show fraudulento".

"Son elecciones de fachada, a la medida del gobierno, un mero acto político para la aclamación de Maduropor sus seguidores, ahí no hay competencia, no se está dirimiendo nada", declaró el politólogo Luis Salamanca.

 

"Va a estar candela" 

El principal contendor será el exgobernador disidente del chavismo Henri Falcón, entre otros desconocidos: el pastor Javier Bertucci, el ingeniero Reinaldo Quijada, el empresario Alejandro Ratti y el militar Francisco Visconti, chavistas alejados del oficialismo.

"Pueden ser vistos como una comparsa que le da a Maduro la excusa para decir que tiene competidores, pero sin la MUD ninguno tiene posibilidades", agregó Salamanca.

Según el privado Instituto Venezolano de Análisis de Datos, Falcón cuenta con 24% de preferencias frente a 18% de Maduro. Pero, estiman analistas, está lejos de ser un peligro real ante el vasto control institucional y social del gobierno y su maquinaria.

"Falcón por sí solo no representa esa fachada que necesita el gobierno ante el mundo" para legitimar las votaciones, dijo Félix Seijas, director de la encuestadora Delphos.

En octubre pasado, el exgobernador, un militar retirado de 56 años, fracasó en su intento de ser reelegido en el estado Lara y genera desconfianza entre opositores por su pasado chavista.

La politóloga Francine Jácome opina que Falcón tiene un liderazgo personalista y regional, además en declive. "Puede atraer a algunos opositores, pero su impacto será mínimo", comentó.

"Eso va a estar candela", dijo Maduro, al prometer que dará una pela (paliza) con 10 millones de votos (de 20 millones de electores).

 

Más sanciones a la vista 

Aunque Maduro repite que "llueva, truene o relampaguee" habrá elecciones el 22 de abril "con o sin" opositores, la MUD busca apoyo internacional para obligarlo a programar unos comicios con garantías.

La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, urgió a Venezuela a garantizar "elecciones creíbles", reiterando que la Unión Europea (UE), que ya impuso sanciones a funcionarios venezolanos, está "lista para reaccionar" en caso contrario.

"El manejo de Maduro de las elecciones implicará mayor aislamiento internacional, pero el gobierno está claramente dispuesto a incurrir en ese costo si eso significa mantenerse en el poder", subrayó Eurasia Group.

Aduciendo falta de garantías para un proceso libre, el adelanto de las presidenciales fue rechazado por los 14 países del Grupo de Lima -entre ellos Brasil, Argentina, Chile, Colombia, México, Perú- y Estados Unidos. Varios gobiernos anunciaron que desconocerán los resultados.

Washington, que además de medidas contra autoridades venezolanas impuso sanciones económicas, ha amenazado con un embargo petrolero, lo que significaría un duro golpe para un país que obtiene 96% de sus ingresos del crudo. Estados Unidos es su principal cliente.

Parte de la comunidad internacional rechazó también el proyectado adelanto de los comicios que debían celebrarse en 2020 para elegir al Parlamento, único poder que controla la oposición. El CNE anunció que definirá pronto la fecha.

"¿El escenario? mayor presión internacional, ingobernabilidad y agravamiento de la situación económica y social", advirtió Jácome.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido