El papa Francisco pidió que el pueblo de Venezuela "encuentre la vía justa, pacífica y humana para salir cuanto antes de la crisis".

Presidente de Venezuela Nicolás Maduro.
Según el presidente Maduro, el adelanto de las votaciones es necesario para "la paz pública".
AFP

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aplaudió el mensaje del papa Francisco el pasado domingo desde la Basílica de San Pedro durante la misa de la Resurrección del Señor, que para muchos fue una alerta por la crisis que vive el país.

“Suplicamos el fruto del consuelo para el pueblo venezolano, el cual vive en una especie de ‘tierra extranjera’ en su propio país, para que encuentre la vía justa, pacífica y humana para salir cuanto antes de la crisis política y humanitaria que lo oprime, y no falten la acogida y asistencia a cuantos entre sus hijos están obligados a abandonar su patria” dijo el sumo pontífice en su mensaje pascual y bendición "urbi et orbi"

Sin embargo, Maduro lo ha interpretado como una “condena” contra “aquellos que hablan mal contra Venezuela”.

“El Papa Francisco puso a la derecha en su lugar, porque condenó aquellos que hablan mal contra Venezuela, a aquellos que hacen campaña para que los venezolanos nos sintamos en tierra extranjera, no, el Papa le dijo no así no es. El Papa abogó por soluciones pacíficas y justas para Venezuela”, consideró Maduro.

El gobernante venezolano asegura que fue un “bonito mensaje” el de Francisco a quien agradeció porque: “sé que cuento con usted para encaminar nuestra patria hacia tiempos de gloria, de prosperidad, de justicia e igualdad”.

Maduro señaló que el Papa le “calló la boca a la derecha y a la oligarquía” al tiempo que expresó que sabía de “muchas cosas que no puedo decir, de las que le escriben al Papa, que le ponen los discurso y sé mucho de lo que el Papa, él mismo dice por su propia inspiración”.

 
Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido