Cargando contenido

La reciente jornada de marchas dejó un muerto y decenas de heridos.

Protestas de la oposición en Venezuela contra Nicolás Maduro
Protestas de la oposición en Venezuela contra Nicolás Maduro.
AFP

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, aseguró que el alzamiento militar liderado por el opositor Juan Guaidó fracasó y anunció acciones legales contra todos los que incentivaron el alzamiento militar.

Lea: Pompeo dice que Maduro estaba listo para irse de Venezuela, pero Rusia lo detuvo

Esta jornada violenta dejó un joven de 24 años muerto, y más de 100 heridos según denunciaron varias oenegés que también resaltaron que hay más de 100 personas detenidas.

Pese a estos anuncios de Maduro, el opositor Juan Guaidó resaltó la masiva participación de los venezolanos y pidió intensificar este miércoles la presión en las calles para derrocar el chavismo.

Previamente, tras varias horas sin pronunciarse, Guaidó llamó a la Fuerza Armada a "seguir avanzando en la operación libertad", su plan para que Maduro "cese la usurpación".

"Este primero de mayo continuamos (...). A lo largo y ancho de Venezuela estaremos en las calles", dijo Guaidó, reconocido como presidente interino por medio centenar de países, en un video que difundió en redes sociales.

Aunque la rebelión no quebró el respaldo del alto mando al gobierno socialista, el jefe parlamentario subrayó que evidenció fracturas.

"Demostramos que hay soldados dispuestos a defender la Constitución, y quedan muchos más", afirmó Guaidó, quien consideró que "Maduro no tiene el respaldo de la Fuerza Armada".

El opositor ya enfrenta procesos penales por haberse adjudicado las funciones presidenciales, pero Estados Unidos ha advertido que su detención sería el "último error de la dictadura".

Le puede interesar: Al menos dos muertos en un tiroteo en la Universidad de Carolina del Norte

- "Listo para irse"  - 

Veinticinco insurrectos pidieron asilo en la embajada de Brasil en Caracas, mientras Leopoldo López se refugió con su familia en la de España tras encabezar la rebelión junto a Guaidó.

Una multitud de chavistas, en tanto, cantó "victoria popular" frente al palacio presidencial de Miraflores, donde realizaban una vigilia, como también lo hacían manifestantes opositores en las inmediaciones de la capitalina base aérea de La Carlota.

Si bien la sublevación no se consolidó, Estados Unidos, principal aliado de Guaidó, advirtió al ministro de Defensa, general Vladimir Padrino, que está ante la "última oportunidad" de romper con Maduro.

Según John Bolton, asesor de seguridad nacional estadounidense, Padrino, el presidente la suprema corte, Maikel Moreno, y el jefe de la guardia presidencial, Iván Hernández, se habían comprometido a apoyar su "derrocamiento".

Sin embargo, Maduro desmintió algunas versiones de EE.UU., que aseguraban que él iba a huir hacia Cuba.

La Casa Blanca, que no descarta una acción armada, reiteró que todas las opciones están sobre la mesa.

Rusia y México llamaron a negociar.

Los militares son considerados la columna vertebral de Maduro, quien les ha otorgado amplio poder político y económico.

Guaidó, ingeniero de 35 años, se proclamó presidente encargado el 23 de enero, luego de que el Legislativo, de mayoría opositora, declarara que Maduro usurpa el cargo por haber asumido un segundo mandato, el 10 de enero, fruto de "elecciones fraudulentas".

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido