El presidente Nicolás Maduro tildó este viernes de "amenaza estiercolera" una declaración del secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, quien al referirse a la crisis venezolana evocó la participación de militares para sustituir gobiernos en América Latina.

"Todos debemos tener un plan de defensa. Ahí está la amenaza estiercolera que ha lanzado Rex Tillerson", dijo Maduro durante un congreso del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) que lo aclamó como candidato a las presidenciales convocadas para antes del 30 de abril.

El mandatario, quien más temprano recibió el apoyo de la Fuerza Armada ante las afirmaciones de Tillerson, anunció la creación de un "plan de defensa popular, cívico militar, contra cualquier intento golpista", del cual encargó al número dos del chavismo, Diosdado Cabello.

Según Maduro, ese plan busca blindar las presidenciales, además, de "cualquier provocación de la oligarquía colombiana en la frontera" binacional. "Cualquier grupo terrorista que quiera surgir otra vez, le caemos encima", ordenó.

El jueves, Tillerson abogó por un "cambio pacífico" en Venezuela al ser interrogado por soluciones a la crisis del país petrolero.

"Las transiciones pacíficas, el cambio pacífico de régimen siempre es mejor que la alternativa del cambio violento", dijo en la Universidad de Texas.

Sin embargo, Tillerson recordó que muchas veces en la historia de América Latina las Fuerzas Armadas, tras tomar el poder, se resignaron a implementar una transición pacífica "cuando las cosas van tan mal que la cúpula militar toma conciencia de que ya no puede ser útil a la ciudadanía".

"Si tal será el caso aquí o no, no lo sé", dijo el jefe de la diplomacia norteamericana. Y agregó: "nuestra posición es que Maduro debería regresar a su Constitución y respetarla. Luego, si el pueblo no lo reelige, pues que así sea. Y si las papas queman para él, estoy seguro de que tiene amigos en Cuba que le pueden ceder una linda hacienda sobre la playa y que podrá tener una buena vida por allá".

El ministro de Defensa, Vladimir Padrino, rechazó esas afirmaciones por considerarlas una insinuación de que los militares venezolanos "podemos convertirnos en agentes de cambio", según un comunicado que leyó en la televisión gubernamental.

Padrino, rodeado del alto mando militar, manifestó que la Fuerza Armada "ratifica su apego a la Constitución y su lealtad" a Maduro.

"Cuando usted invita a la Fuerza Armada a derrocar a un gobierno, usted le está faltando el respeto a una institución que se vale de sus principios", subrayó, dirigiéndose a Tillerson.

La cancillería venezolana denunció en un comunicado que la gira de Tillerson iniciada este viernes por América Latina y el Caribe busca "provocar un cambio violento del presidente (Maduro), incitando un golpe militar".

El jueves pasado, Tillerson dijo en Texas poco antes de iniciar su gira que "ha llegado el momento de optar por ponerse del lado de las naciones apegadas a la libertad, aquellas que respaldan al pueblo de Venezuela o por el contrario apoyar a la dictadura de Maduro".

 

Por: AFP