Malasia reiteró su compromiso para encontrar los restos del avión del vuelo MH370 de Malaysia Airlines pese a la suspensión del operativo de búsqueda, en el tercer aniversario de su desaparición en el océano Índico con 239 personas a bordo. Las autoridades de Malasia, Australia y China anunciaron el 17 de enero que daban por concluida la búsqueda después de completar sin éxito el rastreo de 120.000 kilómetros cuadrados de fondo marino donde los expertos creían que se encontraban los restos del avión. El ministro de Transporte Liow Tiong Lai admitió que la decisión de suspender la búsqueda fue "difícil de tomar, y aun más de aceptar" pero aseguró que esta no supone el fin del "compromiso inquebrantable" de dar respuesta a los familiares. "Quiero reiterar que la aspiración de localizar el MH370 no ha sido abandonada y que seguimos esperanzados en poder encontrar las respuestas que buscamos cuando dispongamos de pruebas creíbles", dijo Liow según un comunicado. El ministro envió un mensaje de recuerdo a las víctimas y sus familiares, y calificó como "frustrante" el no haber podido localizar los restos del avión. "No ha pasado un solo día sin que tuviéramos la esperanza de poder encontrar respuestas a esta tragedia, tal como se lo debemos a las familias y seres queridos de los pasajeros y tripulación del MH370", dijo Liow en un comunicado. El Boeing 777-200er desapareció de los radares el 8 de marzo de 2014, unos 40 minutos más tarde de despegar en Kuala Lumpur rumbo a Pekín y después de que alguien apagara los sistemas de comunicación y virara el aparato, según la investigación oficial. Los expertos creen que el aparato se estrelló en una remota zona en el sur del océano Índico un vez agotó el combustible. A bordo viajaban 154 chinos, 50 malasios, incluidos los doce tripulantes, siete indonesios, siete australianos, cinco indios, cuatro franceses, tres estadounidenses, dos neozelandeses, dos ucranianos, dos canadienses, un ruso, un holandés y dos iraníes. Hasta el momento se han recuperado piezas del avión en playas de la isla francesa de Reunion, Mozambique, Mauricio, Sudáfrica y la isla Pemba (Zanzíbar) que fueron arrastradas por las corrientes del Índico, lo que concuerda con la hipótesis oficial del siniestro. EFE