Foto AFP


Cientos de manifestantes se concentraron hoy en Porto Alegre, al comenzar el juicio que decidirá sobre la condena a prisión dictada en primera instancia contra el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.




[imagewp:445958] Foto AFP

El expresidente seguirá el juicio desde el sindicato de los metalúrgicos de Sao Bernardo do Campo, en el cinturón industrial de Sao Paulo, donde inició su carrera política y fundó el PT en 1980.


Las movilizaciones son tanto a favor como en contra de Lula, el líder popular más importante del país, quien responde hoy en un juicio en segunda instancia que decidirá si se mantiene la pena de nueve años y medio de prisión dictada por un tribunal inferior por los delitos de corrupción y lavado de dinero.

[imagewp:445959] Foto AFP

El juicio se desarrolla en el Tribunal Regional Federal de la 4ª Región (TRF4), situado en una céntrica zona de Porto Alegre en la que ha sido cerrado el tránsito de vehículos y peatones, y se ha desplegado un fuerte operativo de seguridad, que incluye hasta francotiradores apostados en las azoteas de algunos edificios.


En esta causa, una de las siete abiertas en su contra en la Justicia, la mayoría por supuesta corrupción, Lula responde por presuntos sobornos recibidos de la constructora OAS, que se habrían concretado en la entrega de un tríplex en el balneario Guarujá a cambio de favorecer a esa compañía en contratos con Petrobras.

[imagewp:445960] Foto AFP

El juicio definirá el futuro personal de Lula y puede influir en el desarrollo del proceso político de cara a las elecciones de octubre próximo, a las que el expresidente pretende presentarse como candidato del Partido de los Trabajadores (PT).


Lula lidera hasta ahora los sondeos de opinión, pero una eventual ratificación de la condena hoy pudiera impedirle ser candidato, lo cual sería decidido posteriormente por la justicia electoral.

El expresidente asistió este martes a un acto con miles de simpatizantes en Porto Alegre.

Tanto en Sao Bernardo do Campo, como en la populosa ciudad de Sao Paulo y en otras regiones del país, también han sido convocadas manifestaciones, que en todos los casos concentran a personas tanto a favor como en contra del exmandatario.

Por EFE