Cargando contenido

El primer ministro iraquí insta a manifestantes a alejarse de la embajada estadounidense.

iraq
AFP

Manifestantes iraquíes entraron en el recinto de la embajada de Estados Unidos en Bagdad, enfurecidos por los bombardeos estadounidenses contra una facción proiraní en los que murieron unos 25 combatientes iraquíes.

Las fuerzas de seguridad lanzaron gases lacrimógenos para dispersar a la multitud, que logró llegar al primer recinto del complejo de alta seguridad, ignorando los llamados por megáfono para que se alejaran de la embajada.

De interésAl menos 80 refugiados en Bahamas están contagiados de tuberculosis

Los miles de manifestantes y partidarios de las Fuerzas de Movilización Popular que participaban en el cortejo fúnebre de los combatientes abatidos, lograron atravesar los puestos de control de la Zona Verde de Bagdad, en medio de fuertes medidas de seguridad, donde se encuentran la embajada e instituciones iraquíes.

A continuación, organizaron una sentada frente a la legación diplomática y realizaron una oración en memoria de los combatientes, tras lo cual cruzaron la primera barrera del gigantesco complejo, altamente vigilado.

Fue entonces cuando las fuerzas estadounidenses lanzaron granadas lacrimógenas y aturdidoras desde el interior del edificio.

Dos horas después de que empezara el asalto, el primer ministro iraquí, el dimisionario Adel Abdel Mahdi, instó a los manifestantes a alejarse del recinto y advirtió que "las fuerzas iraquíes prohibirán rigurosamente cualquier ataque a una representación diplomática".

"Las fuerzas iraquíes prohibirán rigurosamente cualquier ataque a una representación diplomática", advirtió Abdel Mahdi, dos horas después de que los manifestantes irrumpieran por la fuerza en la embajada en protesta por los bombardeos estadounidenses que mataron el domingo a 25 combatientes de una facción armada iraquí pro-Irán. 

Más información: Misil cayó cerca de la Embajada de EE.UU. en Bagdad

Antes de atacar la embajada, los manifestantes quemaron instalaciones de seguridad dentro del recinto, arrancaron cámaras de vigilancia, tiraron piedras contra las torretas de los guardias y cubrieron los cristales blindados de banderas de las Fuerzas de Movilización Popular y de las brigadas de Hezbolá.

Algunos manifestantes pintaron en las paredes lemas como "No a Estados Unidos" o "Cerrado por orden de las brigadas de resistencia".

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido