Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Marlen Ochoa, collage de fotos de redes sociales
Marlen Ochoa, collage de fotos de redes sociales.
Facebook

Marlen Ochoa, una joven de ascendencia sudamericana y con ocho meses de embarazo, desapareció el pasado 23 de abril en las calles de Chicago, Estados Unidos.

El 16 de mayo de 2019, el cadáver de Ochoa fue hallado con claros signos de asfixia y con el estomago abierto, al parecer, por un objeto cortopunzante.  

Las autoridades de Chicago investigaron el hecho, mientras los familiares de Marlen buscaban pistas para entender lo que había sucedido con su ser querido.

Le puede interesar: Asesinaron a agente de la Policía en Ciudad Bolívar

Finalmente, uno de los familiares vio una publicación que Marlen hizo en Facebook, en la que una persona le indicó que tenía varios objetos que ya no utilizaba para bebé y que podía ir a recogerlos a Chicago. 

Las autoridades también supieron de esto, y gracias a otras informaciones, pudieron dar con los autores de este terrible hecho: Clarisa Figueroa, su hija Desiree Figueroa y Piotr Bobak, pareja de Clarisa. 

Todo tuvo conexión cuando Clarisa fue al hospital Advocate Christ Medical Center con un niño de pocos días de nacido, ya que el bebé presentaba algunos problemas de salud. 

Lea también: Sujeto asesinó  a un guarda de seguridad en el norte de Bogotá tras desarmarlo

Las autoridades pidieron al hospital hacer una prueba de ADN al niño de pocos días que llevaba Clarisa y resultó ser el bebé gestante de Marlen Ochoa, la mujer que fue encontrada sin vida en una calle de Chicago y con el abdomen abierto.  

El niño se encontraba muy mal de salud. Los médicos aseguraron que el bebé 'Yadiel', como lo llamaron, presentaba daños cerebrales y estaba en cuidados intensivos. Yiovanni López, pareja de Marlen Ochoa y padre de Yadiel, ha estado con el recién nacido desde que se supo del hallazgo de las autoridades.  

Clarisa Figueroa, de 46 años y Desiree Figueroa, de 24 años, enfrentan cargos de homicidio en primer grado por la muerte de Marlen Ochoa. 

Desiree confesó a los policías que ayudó a su madre a asesinar a la embarazada; a la joven madre la estrangularon con un cable coaxial encontrado en un valde de basura en el patio de la vivienda.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.