Paraguay uno de los países más afectados / Foto AFP

Más de 150.000 personas en Paraguay, Argentina, Uruguay y Brasil han sido evacuadas de sus viviendas a causa de una de las peores inundaciones de los últimos años. Unas fuertes lluvias de verano han causado que los ríos se desborden e inunden grandes áreas. En Paraguay, el país más afectado, cerca de 130.000 personas han sido evacuadas de sus hogares y al menos cuatro personas murieron aplastadas por árboles. El número de evacuados va creciendo a medida que sube la altura del río, que alcanzó la cota histórica de los últimos 20 años, los 7,71 metros. La altura supera los 7,50 metros que iba a alcanzar el río esta Navidad.. La situación de los damnificados se complicó debido al temporal de viento y lluvia que golpeó Asunción y el departamento Central, y que causó la muerte de cuatro personas, después de que dos árboles cayeran sobre los dos vehículos en que viajaban las víctimas. El temporal provocó riadas, cortes de luz en gran parte de Asunción y daños en muchos de los cerca de cien refugios que dan techo a los desplazados. Y es que Asunción vuelve a vivir una situación de emergencia humana ya repetida, puesto que el año pasado el río actúo de la misma manera, desplazando a 85.000 personas en la capital y a más de 200.000 en todo el país. Precisamente, unos 10.000 de esos evacuados siguen en los refugios asuncenos desde aquella crecida.

Argentina

Dos menores murieron y cerca de 20.000 personas permanecen evacuadas  en el noreste de Argentina por la crecida de los ríos Uruguay, Paraná y Paraguay en los últimos días. Una de las víctimas fatales es un niño de cuatro años que fue hallado sin vida la noche de este jueves en un arroyo de la localidad Villa Gobernador Gálvez (Santa Fe), confirmó hoy el ministro de Seguridad provincial, Maximiliano Pullaroa, a través de la red social Twitter. A la espera de la autopsia, los investigadores sospechan que el niño, que era buscado desde el pasado martes, se cayó al arroyo Saladillo, cercano a su casa, y murió ahogado al ser arrastrado por la corriente. La segunda víctima se trata de un adolescente de 13 años que murió electrocutado al tocar un cable de alta tensión caído durante el temporal que azotó la ciudad de Corrientes, capital de la provincia homónima, el pasado miércoles. La crecida de las aguas ha obligado además a evacuar a unas 20.000 personas de sus hogares y se han puesto en marcha operativos de emergencia para repartir agua potable, alimentos, medicinas y abrigo entre los afectados. Cerca de la mitad se encuentran repartidos en refugios, escuelas, gimnasios y casas de familiares y amigos en la ciudad de Concordia (Entre Ríos), unos 420 kilómetros al norte de Buenos Aires, que sufre las peores inundaciones en medio siglo. El ministro provincial de Desarrollo Social, Guillermo Echenausse, advirtió que están en alerta ante el riesgo de que el río Uruguay supere los 17 metros en Concordia, "diez metros por encima de lo normal", lo que duplicaría el número de evacuados actual. Otra de las provincias más afectadas es Chaco, donde hay casi 1.500 familias evacuadas en varias localidades bañadas por el río Paraná, que superó hoy los 7,5 metros. El mismo río inundó también barrios enteros en poblaciones de la vecina provincia de Santa Fe, donde el número de afectados puede escalar con rapidez en las próximas horas si finalmente es necesario evacuar a 3.000 residentes en Reconquista.

Uruguay

Las fuertes lluvias caídas en los norteños departamentos (provincias) uruguayos de Artigas, Paysandú, Rivera y Salto en los últimos días han provocaron ya el desplazamiento de 5.454 personas de sus casas, informó hoy el Sistema Nacional de Emergencias (Sinae) a través de un comunicado. La zona se ve afectada por la crecida del río Uruguay debido a las abundantes lluvias, por lo que la dirección superior del Sinae declaró el estado de emergencia en esos departamentos. Del total de desplazados, 1.504 fueron evacuados y 3.950 autoevacuados (no necesitaron ayuda oficial). Por departamentos, 2.148 de los casos se dieron en Artigas, 884 en Paysandú, 1.051 en Rivera y 1.369 en Salto.

Brasil

Unas 6.500 personas han sido evacuadas de sus viviendas en el sur de Brasil por las fuertes lluvias que han castigado la región en los últimos días y por las crecidas de los ríos, que también han dejado numerosos damnificados en Argentina, Paraguay y Uruguay, informaron hoy fuentes oficiales. Según el más reciente boletín de la Defensa Civil brasileña, un total de 1.534 familias perdieron su vivienda o tuvieron que abandonarla temporalmente en siete ciudades de Río Grande do Sul, el estado más meridional de Brasil y fronterizo con Argentina y Uruguay, por la crecida de los ríos Uruguay y Queraí. Por RCN La Radio y EFE