AFP


La policía de Hamburgo pidió refuerzos de otras policías de Alemania para hacer frente a las manifestaciones y a los enfrentamientos con militantes anti-G20, dijo un portavoz policial.


La policía de Hamburgo, que ya tiene el apoyo de fuerzas de todo el país y también de Austria, hizo la petición "para aliviar" a sus efectivos, indico el portavoz, confirmando una información del periódico Die Welt.




[imagewp:368508] Foto AFP

Grupos de hasta 200 manifestantes protagonizaron sentadas para tratar de bloquear los accesos al centro de congresos donde tiene lugar la cumbre, mientras la Policía hacía de nuevo uso de cañones de agua a presión y cargas con porras contra grupos identificables como violentos o enmascarados.


En distintos puntos de la ciudad discurrieron marchas, algunas autorizadas y otras espontáneas, en protesta contra la cumbre que se abrió sobre las 09.00 GMT con la canciller Angela Merkel como anfitriona y el presidente estadounidense, Donald Trump, y el ruso Vladímir Putin entre sus asistentes.

[imagewp:368519] Protestas cumbre del G20 en Alemania / Foto AFP

Los manifestantes lanzaron objetos contra el dispositivo policial que protege a uno de los hoteles donde se alojan varias delegaciones, entre ellas la de Putin y el presidente surcoreano, Mon Jae.

También se lanzó un cohete pirotécnico contra un helicóptero policial.

[imagewp:368521] Protestas en la cumbre del G20 / Foto AFP

Los disturbios registrados ayer causaron 111 agentes heridos y 44 personas detenidas, según los datos actualizados difundidos hoy por la Policía.

Los altercados se desencadenaron después de que un millar de jóvenes encapuchados reventaran una manifestación convocada bajo el lema "Bienvenido al infierno".

En la marcha de ayer participaron unas 12.000 personas y las fuerzas de seguridad identificaron a alrededor de 2.000 de ellos como miembros del colectivos izquierdistas violentos.

[imagewp:368522] Protestas en Alemania / Foto AFP

Pronto comenzó el lanzamiento de objetos a la policía y la noche terminó con varios coches quemados, escaparates y mobiliario urbano destrozados, además de los agentes heridos.

El dispositivo de seguridad diseñado por las autoridades alemanas para la cumbre cuenta con más de 19.000 policías.

RCN Radio con EFE y AFP