Cargando contenido

Estados Unidos es el único país de la ONU que no ratificó la Convención de Derechos Humanos del niño, que entró en vigor en 1990.

Niños migrantes en Estados Unidos
Niños migrantes en Estados Unidos.
AFP

Más de 100.000 menores están actualmente detenidos, solos o con sus padres, por razones vinculadas con la migración, en Estados Unidos, según afirmó este lunes la ONU.

"El número total de los niños detenidos es de 103.000", declaró Manfred Nowak, autor principal del Estudio Global de las Naciones Unidas sobre los Menores Privados de Libertad.

Nowak calificó de "prudente" esta estimación, basada en cifras oficiales así como en fuentes complementarias "muy fiables".

El especialista precisó que el número de 103.000 niños detenidos en Estados Unidos incluye a los menores no acompañados, los que iban con sus familiares y los que fueron separados de sus padres antes de la detención.

Lea además: Trump está considerando testificar en la investigación de juicio político

A nivel mundial, al menos 330.000 menores están detenidos en 80 países por motivos ligados a la migración, según este estudio.

"La detención de menores relacionada con la migración nunca debe aplicarse (...) por interés del niño. Siempre hay otras opciones", declaró Nowak a los periodistas en Ginebra.

El estudio examina especialmente las violaciones de la Convención de Derechos Humanos del niño, que estipula que la detención de los niños solo debe ser utilizada "como medida de último recurso y de una duración lo más corta posible".

Estados Unidos es el único país miembro de Naciones Unidas que no ratificó la Convención, que entró en vigor en 1990.

Lea también: Los 10 multimillonarios más ricos del mundo: Bill Gates encabeza

Pero Nowak subrayó que eso no exonera a la administración del presidente Donald Trump de la responsabilidad de sus actos en materia de detención de niños migrantes en su frontera con México.

"Separar a los niños de sus padres, como lo hizo la administración Trump en la  frontera con México, es un tratamiento inhumano a la vez para los padres y para el niño", subrayó.

Declaró que la administración estadounidense no respondió a un cuestionario enviado a los Estados miembros para preparar un estudio sobre el tema.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido