Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Conmoción en Brasil por tragedia en discoteca que dejó 232 muertos

El incendio de la discoteca Kiss en la ciudad brasileña de Santa María dejó 232 muertos y no 245 como se había informado inicialmente, dijeron hoy fuentes oficiales. .

El Batallón de Operaciones Especiales de la Policía Militarizada del Estado de Río Grande do Sul informó que del total de víctimas fatales, 120 son hombres y 112 mujeres.

La tragedia dejó además 131 heridos, según el último reporte oficial, que corrigió la cifra de 48 lesionados dada inicialmente.

Previamente, la Brigada Militar de la ciudad había informado de 245 muertos, pero según las autoridades el error se debió a las confusión reinante en las primeras horas después de la tragedia.

Muchos de los fallecidos son estudiantes de diferentes facultades de la Universidad Federal de Santa María, que celebraban una fiesta en la discoteca Kiss cuando se produjo la conflagración.

La principal hipótesis de la conflagración es la que señala al líder de la banda musical que tocaba en ese momento en el bar. Al parecer uno de los integrantes de la banda habría lanzado una bengala que incendió el techo del establecimiento.

Un jefe policial de la zona dijo a una radio local que la mayoría de las personas murió por inhalación de humo al no poder salir a tiempo del lugar.

"Los bomberos están cercando el lugar y buscando otras víctimas. Ellos entraron en pánico y acabaron pisoteándose unas a otras. La principal causa de muerte fue la asfixia", dijo el comandante de bomberos, Guido de Melo, citado por el diario Estadao.

Según el sitio G1 de Globo, el incendio se registró después de las dos de la madrugada en esta discoteca que acogía una fiesta universitaria.

Varios testigos comunicaron sus testimonios a diferentes medios de comunicación brasileños, y relataron en detalle la tragedia.

Uno de los guardias de seguridad de la discoteca, Rodrigo Moura, de 20 años, explicó al mismo diario que se encontraba en el escenario en el momento en que la banda que se presentaba disparó una luz de bengala que presuntamente provocó el incendio y que tomó un extintor para contener las llamas, pero el artefacto no funcionó.

Según Moura, la discoteca Kiss estaba con el aforo máximo y calculó en entre 1.000 y 2.000 personas el número de asistentes al lugar.

Alberto Tessmez, un bancario que pasaba por el centro de Santa María en el momento del incendio, contó que cuando vio movimiento frente a Kiss, detuvo su automóvil y ayudó a salir del lugar a por lo menos 50 personas.

Según Tessmez, el humo en la discoteca era muy denso, lo que dificultaba la salida de los asistentes a la fiesta.

"Va a ser imposible que alguien en la ciudad no tenga algún conocido entre las víctimas", declaró la estudiante de Periodismo Michelle Falcão, quien relató a la prensa que dos amigas de sus hermanos estaban desaparecidas.


Familiares se agrupan frente al lugar del incendio para buscar noticias de las víctimas.