Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

reino unido
AFP

Reino Unido superó los 20.000 muertos por la COVID-19 en hospitales, según el último balance del Ministerio de Salud de ese país.

Según la entidad, 20.319 personas murieron por el nuevo coronavirus en los hospitales británicos, es decir 813 más que en el balance del viernes de la semana pasada.

Sin embargo, la cifra no refleja en tiempo real la evolución de la pandemia, pues, según la Universidad de Oxford, un tercio de los 711 decesos adicionales registrados en Inglaterra datan de hace más de una semana.

Lea más: Muertes por coronavirus en el mundo están llegando a las 200.000

El balance diario de las autoridades no integra los fallecimientos ocurridos en residencias geriátricas donde, según representantes del ramo, habrían muerto varios miles de ancianos.

En marzo, responsables de las autoridades británicas declararon que un balance final de hasta 20.000 muertos podría considerarse un "buen resultado".

De momento, se detectaron 148.377 casos de contagio (+4.913).

El Gobierno británico decretó el confinamiento el 23 de marzo y las medidas fueron prolongadas, al menos hasta el 7 de mayo. Ahora, el país espera que el primer ministro, Boris Johnson vuelva a asumir las riendas del ejecutivo, cuando termine su convalecencia por coronavirus. 

Asimismo, el Gobierno insiste en que toma sus decisiones en función de lo que le aconsejan los asesores científicos y que tuvo que hacer frente a una nueva polémica después de que Dominic Cummings, un polémico consejero de Johnson, asistiera a varias reuniones del comité científico que orienta al ejecutivo en la gestión de la crisis.

Lea además: Expresidente peruano Toledo se saltó el arresto domiciliario cuatro veces

Downing Street recalcó que los consejeros políticos no tienen "ningún papel" activo en ese comité, pero la oposición laborista consideró que la presencia de Cummings pone en entredicho la independencia del panel de científicos. 

Una vez que se registre un descenso neto en el número de contagios, el Gobierno prevé poner en marcha un plan para rastrear los contactos de las personas enfermas o con síntomas, a través de una aplicación del sistema de salud público, y así tratar de evitar una segunda ola. 

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.