Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Sube a 84 la cifra de muertos por ataque terrorista en Niza, Francia; hay más de 100 heridos

Camión que fue usado para atacar en Niza / Foto AFP



Un hombre armado arrolló con un camión a la multitud que celebraba el jueves la fiesta nacional en Niza, en la Costa Azul francesa, y mató a 84 personas en un ataque que el presidente François Hollande calificó de "terrorista".

El conductor, que durante dos kilómetros avanzó sembrando caos y muerte, fue identificado como Mohamed Lahouaiej-Bouhlel, un franco-tunecino de 31 años, residente en Niza. Sus documentos habían sido hallados en el vehículo. (http://bk.rcnradio.com/internacional/identificado-conductor-del-camion-del-atentado-niza/).

Al menos dos niños figuran entre los fallecidos y más de cincuenta fueron hospitalizados.

En el momento del drama, cientos de personas acababan de presenciar en el Paseo de los Ingleses, la rambla costera de Niza, los fuegos artificiales con motivo del aniversario de la toma de la Bastilla.

El vehículo de 19 toneladas avanzó dos kilómetros arrollando a su paso a la gente, hasta que el conductor, que tenía una pistola y disparó varias veces, fue abatido por la policía.

"Escuché un bum, me di la vuelta y vi el camión acelerando, y cuerpos que salían disparados", contó Najate, una vecina de Niza de 52 años que presenció la escena.

La banalidad del modo operatorio -un camión como única arma- y el hecho de que figuren varios niños entre las 84 víctimas han puesto los pelos de punta. El conductor "cambió de trayectoria al menos una vez", afirmó la policía. "Claramente trató de causar un máximo de víctimas".

La desenfrenada carrera dejó al menos 84 muertos, además de 18 heridos "entre la vida y la muerte" y unos 50 "leves". Entre los fallecidos hay al menos dos estadounidenses.

Tras el drama, el país observará tres días de duelo nacional a partir del sábado, anunció el primer ministro Manuel Valls.

Marie, de 37 años, agente de seguridad en Villa Masséna, un palacio muy cercano al lugar de los hechos que acogía una celebración por el 14 de julio, vio a "cientos de personas precipitándose dentro para protegerse". "Había niños, y la gente se pisoteaba".

"La gente tropezaba, intentando entrar en hoteles, restaurantes, aparcamientos, en cualquier lugar donde podían evitar estar en la calle", indicó otra testigo, Emily Watkins, a la Australian Broadcasting Corporation (ABC).

Varias horas después del ataque, el camión blanco permanecía inmovilizado frente a un lujoso centro hotelero, con sus neumáticos perforados por balas y la puerta derecha repleta de orificios de proyectiles.

Una fuente policial dijo que el vehículo había sido alquilado en la región "hace unos días". Las autoridades hicieron además un llamado urgente para que la gente done sangre.

Decenas de personas buscaban al mismo tiempo en Twitter noticias de sus parientes.

Por su lado, la mezquita de Al Azhar, la más alta autoridad del islam sunita, pidió "unir esfuerzos para derrotar al terrorismo y limpiar al mundo de este mal"

Al  respecto de este atroz hecho, el presidente, Francois Hollande dijo que,"el carácter terrorista del ataque es innegable",  y además,   informó que varios niños perdieron la vida por el ataque.(http://bk.rcnradio.com/internacional/hollande-seremos-siempre-mas-fuertes-los-fanaticos-pretenden-golpearnos/).


Esta masacre ocurrió ocho meses después de los atentados de París en los cuales suicidas del grupo yihadista Estado Islámico (EI) mataron a 130 personas en varios ataques coordinados..




[imagewp:237846] Foto: AFP

En Niza, el fiscal, Jean-Michel Prêtre, había dado un primer  balance que hablada de 70 muertos, pero al pasar de las horas las víctimas fatales aumentaron hasta 84.


"Vimos gente herida (...) escuchamos gritar a muchas víctimas", relató un reportero en el sitio. "Era un caos", agregó.


Fuerzas militares y grupos especiales de la policía cerraron el área, señaló otro reportero, quien confirmó la llegada de gran cantidad de ambulancias y vehículos de socorro, mientras decenas de cadáveres permanecían alienados sobre el suelo.



Foto: AFP

'Un evento de extrema gravedad' 


Lo ocurrido en Niza, ciudad vecina a Mónaco y cercana a la frontera con Italia, "es un evento de extrema gravedad", dijo el portavoz del ministerio del Interior, Pierre-Henry Brandet.


Cuando el camión blanco se estrelló a gran velocidad contra la multitud, se generó un movimiento de pánico, según un periodista  que se encontraba en el lugar.


"Por el momento permanezcan en sus domicilios", pidió en en su cuenta de Twitter el alcalde Christian Estrosi.


Este ataque se produce en un contexto de alto riesgo de atentados, según las autoridades francesas. Francia interviene militarmente en Siria contra los yihadistas del EI.


Este es el segundo ataque más sangriento cometido en Europa en los últimos años, superado sólo por el atentado múltiple en París de noviembre 2015 (con saldo de 130 muertos).


Francia ya había sido golpeada por la violencia en los atentados del 7, 8 y 9 de enero de 2015, contra la revista satírica Charlie Hebdo y contra un supermercado kósher, que dejaron 17 muertos y a los que siguieron varios otros ataques y tentativas.


Por AFP