Cargando contenido

La aún duquesa, se reencontró con Harry varios días después de anunciar su retirada de la corona inglesa.

Falla de vestuario de Meghan Markle
AFP

Después de varios días de estar en el ojo del huracán tras anunciar que querían dejar atrás sus responsabilidades con la corona, el príncipe Harry y su esposa Meghan Markle, reaparecen en Canadá completamente felices y relajados. 

La norteamérica que pronto dejará de ser la duquesa de Sussex, fue captada por los paparazzi el pasado lunes en horas de la tarde, paseando al pequeño Archie en compañía de sus dos perros en el bosque Horth Hill Regional Park de Vancouver, en Canadá.  

Lea también: Esta es la decisión de la Reina Isabel tras la renuncia del príncipe Harry y Meghan Markle

 

Durante la caminata, Markle también estaba acompañada por dos de sus guardaespaldas.  

Por su parte, el príncipe Harry llegó por la noche a Canadá para reencontrarse con su esposa y su hijo, a quienes no ha visto desde el polémico anuncio de su retirada de la familia real británica, informó la prensa. 

El avión de Harry, que despegó del aeropuerto de Londres Heathrow, aterrizó en Vancouver hacia las 19H00 locales, según informó el diario Daily Mail. La cadena de televisión Sky News también difundió imágenes de esta llegada a Canadá del príncipe. 

Según el Mail, el nieto de la reina Isabel tomó discretamente otro avión para llegar a la isla de Vancouver, donde le esperaban Meghan y Archie en la casa en la que viven desde hace varias semanas y donde pasaron las fiestas de fin de año. 

La pareja se reencontró a menos de dos semanas después de la sorprendente revelación sobre su ruptura con la realeza, ruptura que ahora parece completa. 

Según todo indica, esa separación será más franca de lo que esperaban, ya que ambos aparentemente deseaban mantenerse mínimamente dentro de la monarquía británica. 

Le puede interesar: Reina Isabel II dice estar orgullosa de Meghan Markle

Harry, de 35 años, y Meghan, de 38 años, ya no serán "miembros activos" de la familia real, por lo que ya no podrán usar su título de alteza real ni representar oficialmente a la reina de 93 años. 

"Su partida hacia Canadá es simbólica, solo dos días después de que el Palacio de Buckingham anunciara que estaba cortando todos los lazos oficiales con los Sussex", señaló por su parte, el Daily Telegraph. 

Fuente

Sistema Integrado Digital y AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido