Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Angela Merkel, canciller de Alemania
Angela Merkel, canciller de Alemania
AFP

La canciller alemana, Angela Merkel, revocó este miércoles la decisión del "parón" de la vida pública y la actividad económica en Semana Santa y aseguró que la decisión, aunque tenía buena intención, fue exclusivamente su error.

"Éste error es sólo mío", aseguró la canciller, que pidió "perdón" a la ciudadanía por haber contribuido a la incertidumbre en la pandemia. 

Merkel se disculpó en primera persona ante la ciudadanía porque, pese a que la decisión se tomó conjuntamente entre el Gobierno central y los 16 Ejecutivos regionales, dice haber contribuido a la incertidumbre en la pandemia: "Pido perdón a las ciudadanas y ciudadanos", dijo. 

Lea aquí: Pfizer inicia ensayo clínico de un fármaco oral contra la covid-19

La decisión de este "parón" entre el jueves Santo y el lunes de Pascua, que prohibía las concentraciones públicas y obligaba a cerrar casi todo el comercio, había suscitado fuertes críticas en el país donde la incidencia, los casos y la ocupación de las UCI llevan varias semanas al alza.

Merkel señaló que "la idea tenía la mejor intención" con el objetivo de contener la tercera ola de la pandemia, pero que suscitaba problemas legales y de aplicación.

La canciller se mostró no obstante convencida de que el país derrotará al virus, que "el virus perderá lentamente pero con seguridad todo su horror", pero advirtió de que el camino es "duro y largo".

Merkel y los jefes de Gobierno de los 16 estados federados acordaron retirar esta medida en una videoconferencia de urgencia esta mañana, menos de dos días después de haberla acordado en la madrugada del lunes al martes en una reunión, plagada de diferencias, de más de 11 horas.

En este encuentro virtual se decidió asimismo deshacer el primer paso de la desescalada, dado el 8 de marzo, por el que se volvían a reabrir, con limitaciones, el comercio minorista, los museos y los centros deportivos. Los colegios, por el contrario, siguen operativos aunque con serias restricciones.

Alemania superó este miércoles los 75.000 muertos por covid al sumar en las 24 horas previas 248 fallecidos, además de 15.813 nuevos contagios. La incidencia en los últimos siete días se sitúa en los 108,1 nuevos casos por 100.000 habitantes, mientras que una semana atrás estaba en 86,2. 

Le puede interesar: Funcionarios de Nueva York volverán a las oficinas en mayo

El país acumula 2.690.523 positivos -de los cuales unos 2.445.300 constan como recuperados-, y la cifra de casos activos se sitúa en unos 170.000.

En las unidades de cuidados intensivos estaban ingresados el martes 3.171 pacientes con covid-19, de los que 54 necesitan respiración asistida. En Alemania han recibido las dos dosis de la vacuna 3.416.612 personas, un 4,1 % de la población, y 7.698.450 (el 9,3 %), al menos una. 

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.