Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

México obtiene el compromiso de Egipto de investigar ataque y evita críticas

Foto AFP



La canciller de México, Claudia Ruiz Massieu, obtuvo hoy el compromiso de las autoridades egipcias de investigar a fondo el incidente en el que fallecieron ocho turistas mexicanos, pero evitó criticar la actuación de las fuerzas de seguridad que atacaron a los viajeros en el desierto.

Durante su visita a El Cairo, la ministra se reunió hoy con su homólogo de Egipto, Sameh Shukri, quien aseguró que "el objetivo del Gobierno egipcio es ofrecer transparencia y rendir cuentas ante el pueblo mexicano", tras el trágico suceso del pasado domingo, en una rueda de prensa conjunta al término del encuentro.

Asimismo, Ruiz Massieu conversó con el presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, en una entrevista que calificó de "positiva", pero de la cual no trascendieron detalles.

Ruiz Massieu destacó en varias ocasiones durante el primer día de su estancia en Egipto la petición del Gobierno mexicano de que se lleve a cabo "una investigación rápida, completa, profunda y transparente" que determine las circunstancias en las que tuvo lugar el incidente, calificado de "lamentable" y "sin precedentes".

Indicó que su país desea "deslindar responsabilidades conforme al derecho egipcio, mexicano e internacional", aunque no especificó qué medidas legales podría tomar su Ejecutivo.

Tropas del Ejército y la Policía egipcias dispararon contra el grupo de turistas "por error" al confundirlos por "elementos terroristas" en un paraje desértico cerca del oasis de Bahareya, a unos 300 kilómetros al suroeste de El Cairo.

La canciller dijo que ha acordado con las autoridades egipcias "esperar hasta conocer el resultado de las investigaciones para determinar si hay responsabilidades y sobre quién recaen".

Solo entonces "podremos pensar en el paso siguiente", señaló Ruiz Massieu, quien se abstuvo de criticar la actuación de las tropas egipcias, al igual que su colega Shukri, quien calificó la pérdida de vidas civiles como un hecho "lamentable y excepcional".

Tres días después del controvertido ataque, aún existen muchas dudas sobre las circunstancias en las que tuvo lugar y los titulares de Exteriores mexicana y egipcio no quisieron revelar detalles sobre el mismo.

Hoy, la Fiscalía egipcia prohibió a la prensa difundir informaciones acerca de las investigaciones para preservar la "integridad" de éstas, medida que afecta a todos los medios de comunicación escritos, audiovisuales y digitales, tanto nacionales como extranjeros.

El único comentario que hizo Ruiz Massieu en rueda de prensa fue respecto a la polémica por la falta de autorización de los turistas para acceder al área desértica donde sufrieron el ataque, en la que el Ejército egipcio estaba persiguiendo a supuestos miembros de grupos armados radicales.

La canciller aseguró que el grupo de mexicanos contrató el viaje con "una agencia acreditada", la cual contaba con todos los permisos para realizar los itinerarios que les fueron ofertados durante su estancia de quince días en Egipto.

Por otra parte, la ministra reiteró que el objetivo de su viaje, aparte de entrevistarse con las autoridades locales para conocer el desarrollo de las investigaciones, es prestar asistencia a las víctimas, "para que puedan regresar a casa lo antes posible", tanto los heridos como los cuerpos de los fallecidos.

Lo primero que hizo Ruiz Massieu al llegar a El Cairo fue visitar a los seis mexicanos heridos e ingresados en el Hospital de Dar al Fuad, a las afueras de la ciudad, donde afirmó que "están estables y evolucionan favorablemente", después de verlos y hablar con cada uno de ellos personalmente.

Agregó que "se encuentran cada vez mejor y están felices por haber visto a sus familiares", varios de los cuales llegaron a Egipto en el avión presidencial, junto a la ministra, mientras que otros está previsto que lo hagan posteriormente.

También han acudido al país árabe dos doctores especialistas de la Secretaría de Salud para evaluar el estado de los heridos, así como tres miembros de la Policía federal.

Se espera que la repatriación de los heridos tenga lugar en dos o tres días, en cuanto les den el alta, dijo a Efe una fuente de la delegación de la canciller, que apuntó que el regreso de los restos de los fallecidos a México podría retrasarse más.