En la zona ya hay presencia de Bienestar Familiar, dado a que hay al menos 200 niños en esta situación de desplazamiento por grupos armados.

Desplazados
Foto Archivo Colprensa

La crisis humanitaria se profundiza en el municipio de Cáceres, Bajo Cauca antioqueño, donde ya son más de mil personas que han abandonado forzosamente sus hogares ante el temor por los hostigamientos y enfrentamientos de los grupos armados ilegales como el Clan del Golfo y la guerrilla del ELN.

Estos dos grupos mantienen una guerra en la zona rural de esa región del departamento y en límites con el sur de Bolívar y Córdoba por la minería ilegal y las rutas del narcotráfico, ya que es donde históricamente hay masivos cultivos de coca.

La secretaria de Gobierno de Antioquia, Victoria Eugenia Ramírez, aseguró que se brinda la ayuda humanitaria a los 822 desplazados que se concentran en el casco urbano del municipio, pero ha sido complicado porque constantemente están llegando. 

En la zona ya hay presencia de Bienestar Familiar, pues hay al menos 200 niños en esta situación de desplazamiento y que requieren de atenciones urgentes en salud y alimentación. Así mismo, se hace una acompañamiento especial con los miembros de las comunidades indígenas.

La Gobernación de Antioquia aseguró que en esos territorios ya hace presencia el Ejército Nacional para tratar de garantizar la seguridad y permitir el retorno de esas familias a sus hogares.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido